El centro cultural marroquí de Al Quds, ejemplo de la preservación de la identidad de la Ciudad Santa

0

 

Rue20 Español/Rabat

 

El centro cultural marroquí de Al Quds desempeña un papel clave en la preservación de la identidad histórica y civilizatoria de la Ciudad Santa, afirmaron los participantes en una conferencia celebrada, el domingo en Rabat, en el marco de la 27ª edición del Salón del Libro.

 

Los participantes en este encuentro, organizado por la Agencia Bayt Mal Al-Quds Asharif sobre el tema «el papel de los centros culturales en la preservación de la identidad de Al-Quds: el ejemplo del centro marroquí», indicaron que estas entidades actúan como salvaguarda para la preservación del legado civilizacional y el patrimonio identitario de la ciudad santa.

 

También mencionaron las posibilidades de acción cultural dentro de la Ciudad Santa, siguiendo la experiencia del Reino de Marruecos, que ha construido su centro cultural en la ciudad vieja de Al Quds para participar en la preservación del núcleo de Al Quds y de la presencia histórica de los marroquíes en esta ciudad.

 

Con este motivo, el director encargado de la gestión de la Agencia Bayt Mal Al Quds Asharif, Mohamed Salem Cherkaoui, indicó que el centro cultural marroquí es un ejemplo a seguir para los países que deseen contribuir a la preservación de la identidad palestina de Al Quds y salvaguardar su patrimonio cultural y su carácter arquitectónico.

 

Por su parte, el director del centro cultural marroquí de Al Quds, Ismail Al-Ramli, calificó el centro cultural marroquí como un espacio de comunicación y convivencia y un vínculo entre los pueblos, señalando que este edificio encarna más de 1.000 años de presencia marroquí en Al Quds.

 

Por su lado, el decano de la Facultad de Letras de la Universidad de Al Quds, pidió que se federaran los esfuerzos al servicio de la ciudad santa y de sus habitantes para protegerla de todo intento de distorsionar su identidad árabe-islámica.

 

El escritor palestino Tahssine Yakine destacó, por su parte, la capacidad de la cultura para movilizar a las nuevas generaciones palestinas para que asuman la responsabilidad de defender Al Quds y su identidad civilizatoria, alabando en este sentido la contribución del Reino a través de su centro cultural en Al Quds. Map

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.