El barco hispano-marroquí navega en la dirección correcta

Dezcallar: Creo que la relación con Marruecos ha mejorado gracias a que hemos hecho lo que nos han pedido, que es reconocer su soberanía sobre el Sáhara

0

 

 

Rue20 Español/ Mohammedia

 

T. S.

 

Lejos de las emociones, la mayoría de los analistas españoles considera que el barco hispano-marroquí navega en la dirección correcta después de la reconciliación y la decisión histórica española de respaldar el Plan de Autonomía para el Sáhara planteado por Marruecos desde 2007.

 

No es ningún secreto que algunos españoles por el mero hecho de llevar la contraria a los marroquíes, no quieren un Sáhara bajo soberanía marroquí. Esta minoría politizada cree que el apoyo total a la Autonomía hará más fuerte a Marruecos, mientras que lo que ella quiere, de verdad, es un Marruecos débil.

 

Una aspiración errónea. Un Marruecos fuerte significa una España fuerte. Si a España le va bien, a Marruecos le va bien y viceversa.

 

Jorge Dezcallar, primer jefe de los espías en su moderna versión, exembajador en Marruecos, en la Santa Sede y en Estados Unidos, tiene sus propias emociones y preferencias, pero, hablando lógicamente, reconoce que las relaciones hispano-marroquíes han mejorado gracias a la nueva decisión española.

 

«Creo que la relación con Marruecos ha mejorado gracias a que hemos hecho lo que nos han pedido, que es reconocer la soberanía [sobre el Sáhara]. Porque si reconoces una autonomía, implícitamente estás reconociendo que tiene soberanía sobre el territorio al que quieres dar autonomía», afirmó en una entrevista concedida ayer al diario «Eldiario» para hablar de su nuevo libro «Abrazar el mundo», presentado hace unos semanas

 

Dezcallar ha acabado dedicando buena parte de la entrevista a Marruecos y Argelia.

 

Insinúa que para España resulta difícil conseguir un equilibrio diplomático con Argelia y Marruecos. Admite que España está ahora muy cerca de Rabat y lejos de Argel.

 

«Aunque con muchas dificultades, habíamos logrado mantenernos al margen de la pelea (entre MarruecosyArgelia). Yo fui muchos años director general de África e hicimos lo que se llamó la teoría de la política del colchón de intereses. La forma de evitar problemas era desarrollar los intereses económicos, comerciales, de inversión, de cooperación y culturales de tal forma que les saliera muy caro hacer una crisis con nosotros», aseguró.

 

Agregó que «eso funcionó muy bien durante muchos años y evitaba que tuviéramos que tomar partido por uno o por otro, que era lo que ellos intentaban todo el rato. Era una trampa mortal y durante muchos años hemos logrado evitarlo, pero la decisión del Gobierno lo que ha hecho ha sido meternos de lleno en la pelea entre ambos por la hegemonía».

 

En realidad, lo que ha hecho el Gobierno español es optar por la lógica, la Realpolitik y el pragmatismo en vez de la neutralidad negativa.

 

En el buen camino

 

la nueva hoja de ruta hispano-marroquí que incluye 16 elementos se va poniendo en práctica gradualmente.

 

La declaración conjunta adoptada al término de las conversaciones entre Su Majestad el Rey Mohammed VI y el Presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, el pasado 7 de abril, es la brújula que determina el rumbo y marca la dirección del barco hispano-marroquí.

 

Primero, España reconoce la importancia del Sáhara para Marruecos, así como los esfuerzos serios y creíbles de Marruecos en el marco de las Naciones Unidas para encontrar una solución mutuamente aceptable. También, España considera la iniciativa de autonomía marroquí, presentada en 2007, como la base más seria, realista y creíble para resolver este diferendo.

 

 

Segundo, los temas de interés común se están tratando, desde el 7 de abril de 2022, con espíritu de confianza, a través de la concertación, sin recurrir a actos unilaterales o hechos consumados.

 

 

Tercero, está en marcha la plena normalización de la circulación de personas y de mercancías se restablecerá de manera ordenada, incluyendo los dispositivos apropiados de control aduanero y de personas a nivel terrestre y marítimo.

 

 

Cuarto, las conexiones marítimas de pasajeros entre los dos países se restablecieron de manera inmediata y gradual hasta la apertura de todas las frecuencias.

 

Quinto, ya han iniciado los preparativos para la operación Paso del Estrecho/Marhaba.

 

 

Sexto, Se relanzó la cooperación en el ámbito de la migración. El Grupo Permanente Hispano-Marroquí sobre Migraciones se reunió la semana pasada en Rabat.

Séptimo, se abrirán el próximo martes las fronteras terrestres de Ceuta y Melilla.

 

 

Se espera también que ambos países reactiven el grupo de trabajo sobre delimitación de espacios marítimos en la fachada atlántica, con el objetivo de lograr avances concretos. Además de iniciar las conversaciones sobre la gestión de los espacios aéreos.

 

La mayoría de los elementos de la hoja de ruta han sido tocados a la espera de abordar los demás.

 

El barco está en el buen camino.

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.