El Rey llama en Abiyán a una verdadera alianza Africana contra la desertificación

0

 

Rue20 Español/Rabat

 

Su Majestad el Rey Mohammed VI llamó al establecimiento de una “verdadera alianza africana contra la desertificación”, dotada de los recursos financieros y tecnológicos adecuados y aptos para una acción eficaz.

 

En un discurso pronunciado en la Cumbre sobre Sequía y Gestión Sostenible de las Tierras, inaugurada hoy lunes en Abiyán, que fue leído por el ministro de Agricultura, Pesca Marítima, Desarrollo Rural y Aguas y Bosques, Mohamed Sadiki, SM el Rey se congratuló de la Iniciativa de Abiyán que clausurará los trabajos de esta Cumbre, formulando el deseo de que sea “la plataforma de una movilización sostenida y práctica, para traducir los compromisos políticos en acciones concretas”.

 

“Estamos decididamente resueltos a liderar la lucha contra este enemigo común, a través de una acción coordinada y solidaria”, afirmó el Soberano, subrayando que este encuentro de alto nivel se inscribe en el marco de las “iniciativas regionales emblemáticas, adaptadas a las realidades africanas, concurren al surgimiento de la resiliencia africana ante la sequía”.

 

Está claro que el clima está cambiando, los recursos hídricos escasean, las poblaciones se multiplican, las ciudades se expanden y las tierras agrícolas se reducen y se degradan, la Cumbre de Abiyán aporta una lógica de acción, que es bienvenida, paralelamente a la cita convencional de la COP 15 sobre la desertificación, subrayó SM el Rey en su Discurso.

 

“Contra la sequía y la degradación de las tierras, Nuestra convicción es firme. En efecto, ha llegado el momento de acelerar la ejecución de los programas operativos de lucha contra la desertificación, en el marco de una cooperación regional concreta, pragmática y reforzada”, indicó el Soberano, felicitando al Presidente de la República de costa de Marfil, Sr. Alassane Dramane Ouattara, por el éxito de la organización de esta Cumbre celebrada al margen de la 15ª sesión de la Conferencia de las Partes de la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación.

 

En este sentido, el Soberano se felicita de que la Iniciativa de Abiyán se enmarca dentro del permanente impulso dado por la Cumbre Africana de la Acción para la co-emergencia continental, organizado en Marrakech al margen de la COP22 sobre el clima.

 

Asimismo, SM el Rey subrayó, en este marco, que la complementariedad es “perfecta” entre la Iniciativa de Abiyán y las tres Comisiones del Clima para África emanadas de la Cumbre de Marrakech del 2016, a saber: la Comisión de la Cuenca del Congo, la Comisión de la Región del Sahel y la Comisión de los Estados Insulares. La Iniciativa de Abiyán se halla igualmente en armonía con la Iniciativa Triple A para una Agricultura Africana Adaptada así como con la Iniciativa 3S para la Sostenibilidad, Estabilidad y Seguridad en África.

 

En su discurso, el Soberano evocó la situación en África, un continente afectado particularmente por la desertificación, con millones de hectáreas amenazadas, a causa de la progresión del desierto, que en algunas regiones avanza a un ritmo de 5 kilómetros al año.

 

Así pues, “la degradación de las tierras es un multiplicador de vulnerabilidades”, afirmó SM el Rey.

 

“Junto con la seguridad medioambiental, se hallan en juego la seguridad alimentaria, la seguridad humana y la seguridad “a secas”. Una tierra perdida para la vida es una tierra ganada para la inseguridad”, dijo SM el Rey.

 

“Podemos constatar que las áreas afectadas por un deterioro extremo de las condiciones ambientales, son muy a menudo también aquellas donde estallan los conflictos, donde las poblaciones se desplazan y donde los grupos terroristas y separatistas buscan infiltrarse”, subrayó el soberano.

 

Estos hechos demuestran que “la lucha contra la desertificación y la degradación de las tierras es verdaderamente un combate existencial, que se plantea para todos, y con una singular agudeza para África”, subrayó el Soberano, precisando que “esta lucha no debe verse obstaculizada por la falta de capacidades tecnológicas o de recursos económicos, ni mucho menos por la ausencia de la voluntad política”.

 

“Reducir las vulnerabilidades a la sequía; crear capacidades para la gestión sostenible de las tierras; procurar la convergencia de los esfuerzos regionales e internacionales; permitir el despliegue de soluciones específicas y controlar el estrés hídrico”: estos han de ser los frentes de batalla que libramos contra la desertificación; una lucha de todos y de siempre, subrayó el Soberano.

 

Con este espíritu se celebra la Cumbre de Abiyán sobre la sequía y la gestión sostenible de la tierra, que constituye, como subrayó SM el Rey, “no es sino la decidida manifestación de una movilización concreta frente al problema de la sequía que, en nuestro continente africano, más que en otras partes, constituye un desafío estructural. Es igualmente un deslumbrante reflejo de esta África que Nos es tan querida: un África emprendedora, cuyo destino toma en sus propias manos». map

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.