Boussouf analiza el tema migratorio tras la guerra de Ucrania y sus repercusiones

La raza y el color se convirtieron en los determinantes para recibir o rechazar a los inmigrantes y refugiados

0

 

 

Rue20 Español/Rabat

 

Ismail El Khouaja

 

La Universidad Al Akhawayn de Ifrane inauguró, hoy sábado, los trabajos de la segunda sesión de la Primavera de las Ciencias Sociales bajo el tema: «Migración y Ciencias Humanas: dinámicas migratorias y desafíos de la diversidad cultural».

 

En el discurso de apertura, el Secretario General del Consejo de la Comunidad Marroquí en el Extranjero, Abdallah Boussouf, destacó que la migración es un fenómeno que aglutina varias disciplinas científicas y está relacionada con diversos actores de la sociedad, ya sea a nivel nacional o internacional.

 

El experto marroquí en el asuntos migratorios explicó que la migración se impuso con fuerza tras la guerra de Ucrania, ya que la fuerte oleada de refugiados acabó afectando no solo a los países fronterizos con Ucrania sino también a todos los países europeos. Según Boussouf, esta oleada conducirá a cambios radicales en las posiciones de algunos partidos y personalidades en sus percepciones sobre el tema de la inmigración, donde la raza y el color se convirtieron en los determinantes para recibir o rechazar a los inmigrantes y refugiados.

 

Boussouf comentó, asimismo, sobre las transformaciones en países europeos con más presencia de inmigrantes marroquíes y el auge de los discursos antimigratorios que van en contra del pluralismo y la diversidad cultural.

 

El secretario general del Consejo de la Comunidad Marroquí en el Extranjero se refirió a las nuevas dinámicas migratorias marroquíes impuestas por la pandemia de Covid-19, entre ellas el tema de las remesas de los marroquíes residentes en el extranjero a Marruecos, que alcanzó cifras récord a pesar de la crisis mundial.

 

El tema del traslado de los cuerpos de los marroquíes que murieron por Covid-19 también sido tema del evento. Boussouf destacó las repercusiones de la pandemia y las medidas preventivas adoptadas por todos los países, entre ellas el cierre de las fronteras aéreas, y por tanto la imposibilidad de la comunidad marroquí de enterrar a sus familiares en Marruecos, lo que requirió la intervención de las instituciones marroquíes para dar apoyo a la comunidad marroquí para facilitar las medidas de entierros en los cementerios europeos, que cuestan mucho.

 

Boussouf también revisó una serie de nuevas dinámicas en la migración a nivel conceptual internacional, que también requieren la participación de investigadores en ciencias sociales en las universidades marroquíes para comprender su profundidad y encontrar respuestas cognitivas para someterlas bajo estudio.

 

Es de destacar que el evento se organizó en colaboración con el Consejo de la Comunidad Marroquí en el Extranjero y la Facultad de Letras y Ciencias Humanas de Rabat, y en presencia de un grupo de profesores e investigadores en diversas disciplinas de las ciencias sociales.

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.