Experto marroquí: Marruecos podría ser exportador de energía limpia para Europa

0

 

Rue20 Español/Rabat

 

Marruecos y Europa tienen un interés estratégico y económico común, afirma Abdelmalek Alaoui, presidente del Instituto Marroquí de Inteligencia Estratégica (IMIE).

 

En una entrevista concedida a la revista económica belga «Trends» en su último número, Alaoui indicó que Marruecos cuenta con los atributos de potencia en el plano diplomático y de influencia regional, señalando que el Reino sigue siendo un actor de tamaño medio con ingresos medianos con un PIB de 120.000 millones de dólares, pero cuya proyección, influencia y quizás incluso posicionamiento han podido destacar en los últimos años manteniendo un crecimiento económico sostenido.

 

Tras una larga presentación de los activos del Reino, en particular la estabilidad institucional encarnada por SM el Rey, la resiliencia económica y los grandes proyectos de desarrollo realizados bajo el impulso del Soberano, Alaoui señaló que Marruecos puede convertirse en uno de los productores de energía limpia para Europa, antes de agregar que existe una ventana de oportunidad porque Europa tiene dificultades para movilizar terrenos, ya sea para la energía solar o eólica, y que Marruecos tiene una costa atlántica muy importante.

 

«Creo que reducir la dependencia del gas ruso o argelino tendría sentido para una Europa que depende de actores a veces imprevisibles», dijo.

 

El campo de los servicios, y en particular el de la codificación, es otro sector de futuro para Marruecos, que produce un enorme número de ingenieros de muy buena calidad cada año, mientras que Europa carece de ellos, estimó el experto marroquí, añadiendo que todo el campo de los servicios a las personas puede ser abordado desde Marruecos, y por supuesto todo lo que se refiere a lo digital y a la cuarta revolución industrial.

 

Alaoui citó también la transición ecológica y digital como dos ámbitos de futura asociación entre Marruecos y Europa, y pidió que se acabe con la ambivalencia y se deje de «quitarnos los codificadores».

 

«A veces hay grandes grupos tecnológicos europeos cuyos departamentos de recursos humanos situados en Marruecos compiten con los situados en París. Esto es absurdo. Es necesario que haya un diálogo. Y es posible», dijo.

 

Alaoui insistió también en la dimensión africana del Reino, puerta de entrada al continente que constituye el mercado del mañana. Map

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.