Ghali, huérfano y rechazado por los líderes europeos en Bruselas

Ghali no ha podido reunirse con ningún jefe de Estado, ni con un jefe de gobierno europeo o incluso con un ministro de Relaciones Exteriores.

0

 

Rue20 Español/FEZ

 

El presunto líder de la banda armada Polisario, Brahim Ghali, aterrizó ayer en Bruselas sin acogida alguna por ninguno de los líderes de los países europeos participantes en la Cumbre UE-UA.

 

 

Tampoco lo recibieron, hoy jueves, durante los trabajos de la Cumbre de Bruselas, donde apareció como un paria entre los líderes europeos.

 

 

Ghali no ha podido reunirse con ningún jefe de Estado, ni con un jefe de gobierno europeo o incluso con un ministro de Relaciones Exteriores, excepto una recepción de pocos segundos que le asignaron los responsables mientras pasaba por la puerta principal de la conferencia.

 

 

Todo lo que Ghali pudo conseguir durante esta cumbre europeo-africana es una huérfana sesión con el “Jefe de la Coordinación de Solidaridad con los Saharauis”, portavoz del régimen militar argelino.

 

Cabe recordar que la Unión Europea (UE) reiteró, este miércoles, de la manera más clara, que su posición no ha cambiado en relación con la cuestión del Sáhara, precisando que ninguno de sus Estados miembros reconoce la pseudo «rasd».

 

En respuesta a una pregunta sobre una invitación que se dirigiría a los separatistas para la cumbre Unión Europea-Unión Africana que se inaugura el jueves en Bruselas, el portavoz de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Peter Stano, insistió en que la parte europea no ha invitado al Polisario.

 

«El punto fundamental que hay que aclarar es que para esta Cumbre, la Unión Europea es coorganizadora con la Unión Africana (…) por lo que es la Unión Africana la que se encargó de la invitación» del lado africano, explicó.

 

Precisó que esta invitación de la Unión Africana «no cambia la posición de la Unión Europea», es decir, que no reconoce a esta entidad, ni «ninguno de los Estados miembros de la UE la reconoce».

 

Cabe recordar que esta posición está en línea con la expresada por la UE durante la Cumbre UE-UA de Abiyán en 2017.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.