España tiene miedo a quedarse aislada por el Sáhara marroquí

"La evolución del conflicto regional ha obligado a Pedro Sánchez a mover ficha con el valor seguro que históricamente ha sido el diálogo entre las dos Casas Reales".

0

 

Rue20 Español / Tánger 

 

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, quiere que el Rey Felipe VI dialogue con el rey Mohamed VI, para buscar una solución rápida a la crisis diplomática entre ambos países, ya que observa con “preocupación la posibilidad de quedar fuera de juego en la resolución de la cuestión del Sáhara». 

 

Según un artículo publicado recientemente por el diario español «Vozpópuli», tras el apoyo de Alemania y Francia a la iniciativa de autonomía de Marruecos para el Sahara y el reconocimiento EE.UU de la marroquinidad del Sáhara, «España tiene todas las papeletas para aparecer como la gran derrotada; porque el gobierno sigue defendiendo un referéndum… que cada vez se aleja más en el horizonte».

 

Según el mismo diario, «la evolución del conflicto regional ha obligado a Pedro Sánchez a mover ficha con el valor seguro que históricamente ha sido el diálogo entre las dos Casas Reales».

 

«Tras el jarro de agua fría de EE.UU., negándose a revocar su reconocimiento de la soberanía marroquí sobre El Sáhara, Rabat pide a España mucha claridad en el apoyo a su causa», agrega. 

 

Vozpópuli señaló, citando a diversas fuentes, que en los últimos meses hubo conversaciones secretas entre el Ministro de Exteriores marroquí, Nasser Bourita, y su homólogo español, José Manuel Albares, para encontrar una solución adecuada y urgente a la crisis diplomática sin precedentes abierta desde el pasado mes de abril tras la entrada clandestina e ilegal en España del presunto líder del Frente Polisario, Brahim Ghali. 

 

Marruecos ya había dejado claro a España que la actual posición de Madrid respecto a la cuestión del Sáhara marroquí es la manzana de la discordia en lo que se refiere a la crisis diplomática entre ambos países. 

 

Cuando Madrid cambie su posición positivamente y admita el reconocimiento de Estados Unidos de la marroquinidad del Sáhara, las relaciones entre los dos países vecinos volverán a la normalidad directa y automáticamente. 

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.