¿Quién es el nuevo Embajador de El Salvador en Marruecos?

El nuevo representante de la diplomacia de El Salvador en Marruecos, Ignacio de Cossío Pérez de Mendoza, es consciente de la necesidad de reconstruir las relaciones marroquí-salvadoreñas sobre bases fuertes y sólidas para conseguir la prosperidad y el desarrollo para los pueblos marroquí y salvadoreño.

0

 

Rue20 Español / Mequínez 

 

Mohamed Charbi 

 

El lunes 17 de enero de 2022 en el Palacio Real de Rabat, el Rey Mohammed VI recibió a varios embajadores extranjeros, que le habían presentado sus cartas credenciales como embajadores de sus países en el Reino de Marruecos.

 

Entre estos embajadores destaca el Embajador de la República de El Salvador, Ignacio de Cossío Pérez de Mendoza. 

 

 

Ignacio de Cossío Pérez de Mendoza nació en 1973 en Sevilla. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad de Gales-Ceade de la misma ciudad, ejerce como escritor y periodista. 

 

Desde el 25 de junio de 2015 hasta el 1 de diciembre de 2020, ejerció como Cónsul Honorario de la República de El Salvador en Sevilla para Andalucía.

 

El 20 de noviembre de 2020, se le concedió por servicios notables prestados a la República de El Salvador, la nacionalidad salvadoreña por naturalización, a razón de su intensa labor que contribuyó notablemente en la unificación de la comunidad salvadoreña en su jurisdicción, posicionando a El Salvador como un referente en la zona y llevando a cabo  actividades de cooperación, inversión, educación, proyección empresarial y turística de gran valor y repercusión.

 

Ignacio de Cossío Pérez de Mendoza ha participado como conferenciante en numerosos foros y posee diversos galardones y reconocimientos.

 

En junio de 2019, El Salvador decidió romper definitivamente sus relaciones con la RASD.  Desde entonces, el país centroamericano empezó a abrirse a relaciones diplomáticas reales y duraderas con todo el mundo Árabe y en especial con Marruecos.

 

Marruecos constituye un puente natural entre América Latina y el Mundo Árabe-africano, y la República de El Salvador representa, a su vez, una puerta y una plataforma hacia América Central.

 

Por lo demás, el fortalecimiento de la política exterior con África representa un mayor posicionamiento de los intereses de El Salvador en materia de política exterior en ese continente; una mayor contribución de las experiencias de El Salvador al desarrollo de otras regiones, a través de la cooperación Sur-Sur; y la oportunidad de explorar de mejor manera posibilidades de inversión y comercio.

 

El fortalecimiento de los lazos de amistad y de cooperación con el Reino de Marruecos representa la apertura de El Salvador a una región históricamente ignorada por la política exterior de gestiones anteriores.

 

Actualmente, el Gobierno del Presidente Nayib Bukele sigue renovando y recuperando las relaciones diplomáticas con Marruecos, que fueron perdidas con los gobiernos anteriores.

 

El nuevo representante de la diplomacia de El Salvador en Marruecos, Ignacio de Cossío Pérez de Mendoza, es consciente de la necesidad de reconstruir las relaciones marroquí-salvadoreñas sobre bases fuertes y sólidas para conseguir la prosperidad y el desarrollo para los pueblos marroquí y salvadoreño. 

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.