¿Abrirá Marruecos sus fronteras? La espera desespera a los profesionales turísticos

0

 

 

Rue20 Español/ Fez

 

 

Meryem Ghoua

 

 

Todos los profesionales turísticos están casi en paro por las consecuencias de Ómicron. La espera desespera. Hay buenas señales, pero la gran pregunta sigue siendo: ¿abrirá Marruecos sus fronteras el próximo mes?

 

 

Algunos profesionales dijeron que la exigua indemnización que reciben del gobierno no puede constituir una fuente de sustento para ellos, y tampoco puede ayudarles a llevar una vida digna.

 

 

Por lo que, los profesionales mencionados llaman al gobierno para que abra las fronteras.

 

 

En la misma línea, la ministra del turismo insinuó una feliz noticia sobre el sector turístico dentro de una semana, lo que significa que el gobierno tomará pronto una decisión sobre la apertura del ambiente para recuperar el espíritu del turismo marroquí, que clama por casi dos años de cierre intermitente.

 

 

Los hoteles se han convertido en edificios habitados por fantasmas, debido a la ausencia de turistas extranjeros que acuden a las ciudades turísticas, especialmente Marrakech, Agadir, Uarzazat, Fez, Tánger…

 

Ante esta trágica situación del turismo marroquí, con el que están vinculadas muchas profesiones y otros sectores, se ha hecho necesario que el gobierno tome otros caminos para asediar la epidemia, como hacen varios países del mundo, endureciendo los procedimientos sin cerrar las fronteras.

 

De hecho, los observadores también creen que el trágico accidente en el que un hombre en la ciudad de Tiznit mató a un turista extranjero e intentó apuñalar a otro turista en la ciudad de Agadir, puede clavar un clavo en el ataúd del turismo, en caso de que el gobierno no decida abrir las fronteras aéreas.

 

Es de destacar que la indemnización que reciben los profesionales turísticos no supera los 1.700 dirhams (170 euros).

 

Marruecos es un de los países que cierran sus fronteras en el mundo. Es necesario dar más prioridad a la salud que a la economía. Pero la espera desespera.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.