España, obligada a dejar su política de oídos sordos con Marruecos

0

 

Rue20 Español / Mequínez 

 

La última decisión tomada por Alemania para reanudar sus relaciones bilaterales con Marruecos ha puesto en aprietos al Gobierno español al dar un inédito espaldarazo a Rabat en el conflicto del Sáhara. 

 

En este contexto, los partidos parlamentarios españoles han pedido a Madrid que deje aparte su “política de oídos sordos” con Rabat y que trabaje para mejorar la confianza con su vecino del sur, Marruecos, según informó el periódico marroquí «Hespress». 

 

Naoufal Bouamri, experto marroquí en relaciones internacionales, confirmó que España no tiene más remedio que adoptar la misma estrategia seguida por Estados Unidos y Alemania en lo que a sus relaciones con Marruecos se refiere, a pesar de la diferencia del contexto de sus posiciones diplomáticas. Ambos optaron por la claridad en el establecimiento de una relación estratégica con Rabat.

 

«España no tiene más remedio que apoyar a esta iniciativa (de autonomía de Marruecos para el Sáhara), que se ha convertido en un plan internacional único para resolver este conflicto, y tiene que elegir entre formar parte del futuro político y económico de la región o seguir siendo rehén de su historia colonial», dijo Bouamri en declaraciones al mismo periódico. 

 

El politólogo subrayó que “Marruecos, a través de las palabras del monarca marroquí, dejó claro la naturaleza de la relación y la colaboración que lo unirá en el futuro con los países extranjeros, especialmente con sus vecinos. Si España quiere tener una relación o establecer una asociación con Marruecos, ya sabe lo que hay que hacer al respecto”.

 

Por su parte, Hicham Mouatadid, experto en relaciones internacionales, aseguró que el vecino del norte del Reino atraviesa una crisis estratégica a nivel de su política exterior, ya que el gobierno de Madrid ha mostrado una inestabilidad administrativa en la implementación de sus objetivos estratégicos en cuanto a su política exterior, según la misma fuente. 

 

Mouatadid explicó también «la debilidad del Gobierno español para aprobar una hoja de ruta política clara sobre el expediente del Sahara, así como sus retrocesos peligrosos e irresponsables respecto a sus posturas vacilantes y ambiguas en la gestión de este sensible expediente para Rabat, no animan a la Administración Marroquí a avanzar en la reanudación de las relaciones diplomáticas con Madrid y a poner fin a su crisis política bilateral».

 

Cabe recordar que la crisis diplomática entre Marruecos y España está abierta desde la entrada clandestina en España del presunto líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, que tuvo lugar el pasado mes de abril de 2021. 

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.