ENTREVISTA. Akalay: Marruecos necesita abrirse más a América Latina

La diplomacia clásica en plena globalización ya no sirve está anticuada , y ha quedado atascada en el espacio y el tiempo y hay que reinventar un nuevo estilo de hacer nueva diplomacia o volver a la tradición latinoamericana de nombrar intelectuales como embajadores, Pablo Neruda, Octavio Paz, Carlos Fuentes, Jorge Edwards, Alfonso Reyes Ochoa,  verdaderos mediadores interculturales ou passeurs culturels.

0

 

Rue20 Español/FEZ

 

Entrevistado por Ismail El Khouaja

 

«Si y mucho ya que hay muchas afinidades sociales y culturales entre las dos sociedades que se parecen un montón», afirmó el académico y escritor marroquí,  Mustafá Nacer Akalay, en una entrevista especial concedida al diario marroquí electrónico ‘Rue20 Español’, al ser preguntado sobre el cómo se puede reforzar los lazos entre Marruecos y el Nuevo Mundo. El escritor ha expresado su alegría tras ser galardonado por la sociedad civil marroquí.

 

En esta entrevista amena y dulce el escritor aborda muchos temas, nombres y visiones.

 

 

– En Marruecos la sociedad civil despliega un gran esfuerzo para poner el dedo sobre la llaga. Ayer usted fue premiado por una de esas instituciones sociales que se preocupan por el fomento de la lectura en el país, ¿cómo se siente usted?

 

El sábado 25 de diciembre de 2021 fue para mí un día memorable y tiene un gran valor simbólico ya que fui premiado por lo que se llama «La sociedad civil marroquí» representada por la red nacional de la lectura y la cultura, que es una asociación muy activa en el campo de fomentar la lectura y difundir la cultura y que desgraciadamente esta ingente labor de dicha asociación no tiene la repercusión debida ni en las redes sociales ni en los medios de comunicación. Fui premiado por mi trayectoria de profesor, de intelectual y, sobre todo, militante de la lectura y de la cultura. Se ha premiado mi trabajo de gestor cultural y también de lector voraz y sobre todo de profesor-investigador enseñando las siguientes asignaturas: Urbanismo y resiliencia, historia de la arquitectura, historia del arte, paisajismo, antropología del espacio. Son materias que llevo dando desde hace 5 años y que están teniendo una gran aceptación en mi escuela superior de oficios de la arquitectura y construcción (Esmab), de la cual soy director desde este último mes de agosto. Me siento muy orgulloso de participar en la educación de universitarios marroquíes y muy orgulloso de trabajar en pos de formar grandes diplomados de la Universidad Privada de Fez.

 

Dr. Akalay en la UPF

 

– El premio fue concedido por una asociación de las que luchan por despertar la sociedad marroquí de su letargo cultural, acérquenos un poco del trabajo de esta institución social.

 

«La red nacional de lectura y cultura», es una asociación que lleva años trabajando en pos del fomento de la lectura y de la cultura. Es una asociación formada por la comunidad educativa, gente que ha formado grandes generaciones y representada en ciudades de toda la provincia de Fez. Esta asociación se dedica a fomentar la lectura infantil, organiza talleres de lectura durante todo el año en escuelas, institutos, parques y cárceles de la región Fez-Méknes. Organizan también coloquios y homenajes. Dicha asociación, está compuesta por representantes de la comunidad educativa en activo o jubilados que dedican su tiempo, su dinero para que no falte un libro en ningún colegio, escuela, instituto o cárcel.

 

– ¿Qué más proyectos tiene esta asociación para llevar a cabo esta noble misión?

 

Uno de los proyectos más nobles que estamos llevando y que desgraciadamente la pandemia ha truncado es un taller internacional de poesía llamado “Libres de cadenas”. Este taller ha sido propuesto por el poeta granadino Pedro Enríquez, amigo y asiduo participante en recitales de poesía en Marruecos y responsable de dicho proyecto en la cárcel de Albolote de Granada y que nos había formulado la idea de montarlo en la cárcel de Fez, firmando un convenio de colaboración y hermanamiento. Justamente con ocasión de la firma de dicho convenio, habíamos organizado un taller muy emotivo y fructífero poéticamente con una trentena de poetas o zejelistas que compusieron un poema coral, poema expresado e interpretado en forma colectiva superando la tónica predominante de otros actos poéticos.

 

 

– ¿Por qué la cárcel?

 

La idea de este proyecto es internacional. Es idea de una poeta italiana que lo montó por primera vez en Roma. Pedro Enríquez lo acogió y lo trasladó a la cárcel de Albolote de Granada y fue premiado. De allí, se trasladó el proyecto a la cárcel de Bucarest y de allí a Fez y ahora, hace más de un año a la isla de Cabo Verde estamos a la espera que lo patrocine Cristiano Rolando ya que es oriundo de dicha isla. Desgraciadamente, con el confinamiento no se ha podido seguir, pero esperamos salir de esta pandemia para seguir con el taller de poesía ya que tiene mucha aceptación entre la población carcelaria. El objetivo de este taller es visibilizar publicando el trabajo de dichos poetas privados de libertad, darles la posibilidad de expresarse y el mejor poema suele ser pintado en camisetas y esas camisetas suelen venderse y el dinero que se recauda se vuelve a la cárcel en forma de ayuda económica a estos zejelistas o poetas, ese es el fin un noble fin.

 

Ronaldo con su familia en Marrakech

 

Que se sepa que la cárcel es un vivero de grandes vocaciones y talentos, Aquí está el ejemplo del filósofo francés Jean Stiegler ex director de desarrollo cultural del centro Pompidou que gracias a la cárcel llegó a convertirse en uno de los grandes pensadores de este siglo, aprovecho la presente para transcribir su historia en lo que sigue: (La prisión disciplinaria y el aislamiento en la zona de alta seguridad no sirven de nada. «Me metieron en una celda normal dejándome solo «. Empieza entonces a «devorar libros «, se inscribe en la universidad de Toulouse y, a falta de bachillerato, aprueba el acceso para mayores de 25 años. Al tiempo que estudia filosofía, hace de escriba público y atrapa el virus de la enseñanza que le llevará a ayudar a los detenidos que preparan el bachillerato. En cuanto sale de la cárcel, corre al aeropuerto de Blagnac, aterriza en Orly y va derechamente a la calle de Ulm, a la Escuela Normal Superior, lugar simbólico de su mutación. Ahí conoce a Jacques Derrida a quien ha escrito aconsejado por Gérard Granel y que le responde una semana después. Ese mismo año, en 1983, Jean-Pierre Chevènement crea el Collège de Filosofía y lo dirige…Jacques Derrida. Desde 1984 Bernard Stiegler dirige ahí un seminario bimensual sobre la técnica. Destaca gracias a esta tribuna y es contratado como investigador en el ministerio de Investigación antes de trabajar en 1988 en la exposición «Memoria del futuro» en el Centro Pompidou. Es entonces cuando la Universidad Tecnológica de Compiègne (UTC) le ofrece un puesto de profesor) (Véase Michel Alberganti: Bernard Stiegler, un filósofo interactivo, Le monde 27/2:2006).

 

Tuve el honor de firmar con Jean Stiegler un comunicado publicado en el periódico francés Libération sobre “la ciudad y el tiempo” durante el coronavirus, y a través de un profesor de la escuela de arquitectura de Toulouse el amigo Luc Gwiadzinski nos habíamos citado con él, para hablar de un proyecto cambiar “la ciudad en tiempos del covid 19”, pero la cita no llegó a realizarse, ya que falleció unos meses antes de nuestro encuentro programado. Fue una gran pena y una decepción de no haber abrazado a un gran pensador que personalmente había conocido a través de sus escritos 20 años antes gracias a otro gran amigo y colega de Antropología y profesor de la universidad de Niza también ya fallecido Yannick Geoffroy, y desde entonces quede fascinado por su trayectoria. Animo a los lectores a escuchar su entrevista en Podcast de Radio “France culture”. Es una experiencia de superación y de resiliencia.

 

– Usted como ha dicho es un lector voraz, ¿cómo considera la literatura marroquí de expresión española? ¿Estamos ante literatura o escritura? ¿En qué literatura usted se encuentra más a gusto?

 

Para mí la literatura no es ni étnica, ni local, ni nacional es universal, lo que llamaba Juan Goytisolo el árbol de la literatura: En varios textos, Juan Goytisolo desarrolla su idea de la literatura con la imagen del árbol de las letras al que cada escritor en cada cultura, agrega un ramal nutrido por su propio acervo literario, descubriendo al mismo tiempo el enlace con otros árboles y plantas que constituyen el bosque de las letras.

 

El escritor Juan Goytisolo

 

Me acuerdo estando con Juan Goytisolo en Granada con ocasión de una conferencia, un periodista del periódico local de Granada El Ideal, le preguntó sobre la nueva narrativa española liderada por Antonio Muñoz Molina, le contestó lo siguiente: no la he leído preguntando con sorna y su humor ácido a su vez al periodista si existía dicha nueva narrativa ¿y terminó diciéndole yo lo que leo son los clásicos y no nuevos inventos literarios de tercera regional utilizando un símil futbolístico.

 

El escritor Mohamed El Morabet

 

Mi amigo Mohamed El Morabet que acaba de ganar el premio de novela de la ciudad de Málaga, su primera obra el solar abandonado es una novela escrita en un alto español y fue saludada por Enrique Vidal Matas como una buena novela, donde la variedad de personajes, de situaciones, de registros lingüísticos, de técnicas narrativas, hacen de ella una novela deslumbrante y fascinantemente rica. Y la segunda recién galardonada y que sale en abril, fue premiada por un jurado de alto rango literario compuesto por Antonio Soler, Luis Alberto de Cuenca, Alfredo Tajan.

 

Soy muy ecléctico en mis lecturas en español, últimamente me encuentro más a gusto leyendo toda la obra de Roberto Bolaño (Novela, poesía), Pedro Lemebel (autor de tengo miedo torero), Héctor Abad Faciolince, Alejandro Zambra, Fernando Vallejo y llego al éxtasis o Tarab escuchando declamar al mejicano de origen árabe Jaime Sabines los siguientes poemas: “no es que muera de amor”, “los amorosos”, “espero curarme de ti”. Otro poeta que suelo leer es el colombiano de Barranquilla, un poeta maldito que me recuerda a Mohamed Choukri, también de origen árabe es Raúl Gómez Jattin: “Tranquilos/ que sólo a mi /suelo hacer daño”. Disfruto leyendo también otros poetas caso de  Alfonsina Storni, Alejandra Pizarnik, Nicanor Parra, Jorge Teillier Sandoval y su poesía Làrica,Enrique Linh Carrasco.

 

De los españoles tengo debilidad por el afrancesado Rafael Chirbes autor de Mimoun y de otras obras maestras y premiadas (Crematorio, En la orilla), estoy disfrutando en estos momentos con la lectura de sus diarios donde no deja títere con cabeza. Estos dietarios titulados A ratos perdidos 1 y 2, que comprenden desde el año 1984 hasta el año 2005 y que revelan algunas de las fobias literarias y son una bomba contra Arturo Pérez Reverte, Antonio Muñoz Molina, Vicente Molina Foix, Ignacio Echevarria, Eduardo Mendoza. Y en poesía me decanto por el arquitecto de la palabra Joan Magrit.

 

– Usted es embajador académico de la secretaria de América Latina por México en el seno de la organización de ciudades patrimonio mundial de La Unesco, ¿qué es lo que falta para que Marruecos sea bien representado en este continente?

 

Que se abra más a América latina optando por instaurar relaciones culturales, programando en los departamentos de español asignaturas que tengan que ver con el acercamiento a dicho continente a través de su historia, su política, y su literatura formando especialistas en América Latina fomentando la lengua española que es hablada por 500 millones de personas y que se prevé que en el 2030 se va a equiparar al inglés hablado en Estados Unidos gracias al empuje de los latinos y que van a pesar en las futuras elecciones norteamericanas en los próximos años  gracias a mujeres políticas de la estirpe de Alexandria  Ocasio-Cortés que es una activista y política latina, quién  a sus 28 años es  representante de la Cámara Baja de los Estados Unidos luego de ganar las primarias demócratas de Nueva York. No hay que olvidar  la presencia árabe conocida como turca  desde comienzos de este siglo y que los árabes apodados turcos ya están presentes hasta en la política ocupando cargos de relieve como por ejemplo la presidencia del Salvador por el salvadoreño de origen palestino Najib Bukele.

 

Najib Bukele, presidente de El Salvador

 

Pensar en una competencia comunicativa intercultural con América latina que tiene como objetivo que el estudiante universitario marroquí se desenvuelva de forma adecuada en cualquier contexto comunicativo y que consiga acceder a otros valores culturales partiendo de su propia identidad cultural, superando obstáculos como el etnocentrismo, los malentendidos, los estereotipos y los prejuicios. La adquisición de esta competencia debe ser un proceso consciente y explícito que conduzca a la adquisición de conocimientos teóricos, al desarrollo de habilidades comportamentales y actitudinales mediante el contacto con la cultura y la lengua meta. Ante esta plural situación cultural y lingüística característica de nuestras sociedades actuales, la educación no puede quedar al margen. Los cambios sociales, culturales y demográficos deben trasladarse también a las prácticas educativas, es necesario fomentar nuevas competencias en nuestro alumnado universitario marroquí que garanticen la comunicación entre personas con diferentes referentes culturales y que permitan desarrollar relaciones interpersonales, tanto afectivas como laborales, dentro de este mundo global, plural y diverso.

 

– ¿La cultura y la lectura podrían acercar más a Marruecos a América Latina y viceversa?

 

Si y mucho ya que hay muchas afinidades sociales y culturales entre las dos sociedades que se parecen un montón. Un ejemplo de esa cercanía es el Egipto de Naguib Mahfouz. Y que el gran director de cine mejicano Arturo Ripstein adaptó su novela al cine Principio y fin, película mexicana estrenada en 1993. El guion  está inspirado en dicha  obra homónima del escritor egipcio Premio Nobel de Literatura Naguib Mahfouz, cuya acción se traslada del Egipto de los 40 al México contemporáneo. Se trata, según las pretensiones del director, de un retrato socio psicológico del México actual, aunque el relato y sus personajes sean la adaptación de una historia ambientada en El Cairo. En su obra creó puentes con Egipto y Méjico; sus narraciones sobre El Cairo parecen tratarse de la ciudad de México, afirma Alberto Ruy Sánchez.

 

 

El escritor Naguib Mahfouz

 

– Usted se ha reunido ahí con varias altas personalidades latinoamericanas, entre ellas el ex presidente de Uruguay José Mujica, cuéntenos un poco de este encuentro.

 

El encuentro con el gran Pepe Mujica por el que profeso una gran admiración, como político, poeta, intelectual y lector voraz de la literatura económica francesa (Samir Amín, Serge Latouche y su teoría del decrecimiento, Pikkety), tuvo lugar hace tres veranos concretamente un 21 y 22 de agosto en el convento de la zubia provincia de Granada con ocasión del festival de poesía que se celebra todos los agostos.

 

Dr. Akalay y el ex presidente de Uruguay José Mujica

 

En aquel encuentro el expresidente de Uruguay, José Mujica, defendió la cultura como la verdadera fuerza transformadora de la humanidad, motor de la auténtica revolución, tras recoger el premio de Poesía en El Laurel en La Zubia, este martes 21 de agosto. “La revolución solo surge cuando hay nuevos parámetros culturales”, afirmó. Pepe Mujica sobrecogió con sus reflexiones, […] En su intervención el expresidente uruguayo ha asegurado que ni los tiros ni los desastres naturales son la revolución, ya que esta se produce cuando surgen «nuevos parámetros» culturales que son los que guían a la gente. Ha subrayado que lo más «fuerte» no son los ejércitos ni los gobiernos, sino una cultura «funcional» de un sistema en el que la humanidad vive la fiebre de «destrozar un planeta» por acumular ganancias, siendo «impotentes» de no poder frenar eso.

 

En este sentido Mujica ha asegurado que los seres humanos son animales con determinadas características, por lo que quien quiera cambiar el mundo ha de tener en cuenta lo que son los humanos primero, pues «conocerse a sí mismo es lo más difícil», aunque es una aventura a la que ha invitado a profundizar. «Nunca el hombre ha tenido tanto», ha dicho el expresidente de Uruguay, que ha recordado que el «gran motor» en la humanidad es la ganancia y el crecimiento, con materia prima, más energía, más deuda con millones de hombres, ante lo que ha advertido que la Tierra «no es infinita» en contrapunto a la «ambición humana».

 

En aquel encuentro entablamos una buena amistad ya que hablamos de lo divino y lo humano y del decrecimiento teoría  de Serge Latouche para parar el suicidio del planeta,  le había cursado una invitación para trasladarse a Marruecos a participar en un coloquio sobre literatura y cárcel en el marco del proyecto sin cadenas, que habíamos programado con Pedro Enríquez y la red nacional de lectura y cultura para el curso de ese año, pero desgraciadamente el confinamiento truncó la presencia física en Fez del gran Pepe como lo llamó el director de cine Emir Kusturica en su Documental estrenado en el festival de cine de Venecia.

 

– El diplomático hace lo suyo. ¿Cree que los intelectuales hispanistas hacen lo suyo también para que la comunicación entre ambos lados de Atlántico sea más fluida?

 

La diplomacia clásica en plena globalización ya no sirve está anticuada , y ha quedado atascada en el espacio y el tiempo y hay que reinventar un nuevo estilo de hacer nueva diplomacia o volver a la tradición latinoamericana de nombrar intelectuales como embajadores, Pablo Neruda, Octavio Paz, Carlos Fuentes, Jorge Edwards, Alfonso Reyes Ochoa,  verdaderos mediadores interculturales ou passeurs culturels,  ya que un diplomático es un servidor público y no tiene por qué ser por obligación funcionario de carrera encerrado en su despacho esperando órdenes de su jefe jerárquico  y porque no un hispanista caso del tangerino Shlomo Ben Ami que como embajador de Israel en España  dejó una estela histórica y literaria ampliamente documentada y sobre todo cultivó  una diplomacia de la amistad con la clase política (Felipe González y Alfonso Guerra), el sector universitario y la intelectualidad española.

 

“En su etapa como embajador de México en la India, Paz tejió vínculos literarios, artísticos y de amistad entre ambos países. La estancia también condujo al poeta a una aguda reflexión sobre la identidad y la alteridad.  El también embajador se interroga sobre la diplomacia como distancia ganada sobre sí mismo y su propio país, como ejercicio dulce y amargo de amor profundo y de crítica severa y justa. Relación apasionada con el México natal, cosmopolitismo de la vida y del espíritu, confrontación con lo extranjero en sus similitudes y divergencias, papel inestimable de passeur entre los mundos: el diplomático es un “catalizador”, decía su maestro Alfonso Reyes. Desde su nombramiento en septiembre de 1962, el diplomático implementa una dinámica política de cooperación. Traba amistades sólidas y teje vínculos literarios y artísticos duraderos entre los dos países. También se confronta con la alteridad de los paisajes, los seres, las artes, la filosofía, la religión, la historia y la sociedad: choque plural y deslumbrador que le proveerá amplia materia intelectual, política y poética.

 

En fin –y es seguramente lo que distingue su estancia india de otras experiencias latinoamericanas similares–, el escritor desarrolla allá un agudo pensamiento sobre la “otredad” que va de la mano con una autorreflexión sobre México –vuelta sobre sí mismo iluminada por la diferencia. Cultiva esa diplomacia personal en su papel de representante de la India vis-à-vis del mundo. El escritor cubano Severo Sarduy decía que Paz había llegado a crear en la India “un pasadizo secreto entre las dos laderas”. En realidad, es una construcción intelectual y humana más ambiciosa: un gran triángulo vinculando las Américas, la India y Europa.’ (Véase Ysé Bourdon: Ser esto y lo otro: Octavio Paz y la India). Yo personalmente reivindico una diplomacia de la amistad y paralela.

 

He notado que últimamente la relación de los hispanistas marroquíes con América Latina, va en aumento, aquí están las videoconferencias, coloquios, intercambios que se organizan entre las respectivas universidades, eso se llama diplomacia paralela, que puede dar mejores frutos y resultados que la diplomacia clásica de los despachos.

 

El profesor Mehdi Mesmoudi

 

Mi Tangerino Mehdi Mesmoudi es un gran embajador académico, y el profesor hispanista Abrigach está desde Agadir haciendo una gran labor de cooperación universitaria con universidades latinoamericanas y también la ex embajadora de Panamá Gloria Young está desempeñando una acción muy de alabar de acercamiento intercultural entre Panamá y Marruecos.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.