BCIJ. El historial éxitoso de un servicio antiterrorista que marca la diferencia

El éxito del aparato antiterrorista marroquí (BCIJ) se debe a añsu estrategia holística, integrada y multidimensional basada en la proactividad

0

 

Rue20 Español/ Rabat

 

El director de la Oficina Central de Investigaciones Judiciales (BCIJ, siglas en francés), Cherkaoui Habboub, ha indicado que la acción de la Oficina se basa en una estrategia adoptada por el Reino desde los atentados del 16 de mayo de 2003, la cual se basa en un enfoque de seguridad holístico, integrado, multidimensional y proactivo.

 

Habboub, quien era invitado, el martes, del telediario nocturno del canal de noticias continuas de la MAP (M24), señaló que la BCIJ ha logrado resultados positivos al desmantelar 86 células terroristas desde su creación, 80 de ellas estaban vinculadas a la organización Daesh y otros 6 abrazan la ideología de la nebulosa Al-Istihlal wal Fay’e que, para financiar actos terroristas, legitima actividades ilícitas como el robo y el allanamiento contra las personas que considera infieles.

 

El director de la Oficina Central de Investigaciones Judiciales (BCIJ, siglas en francés), Cherkaoui Habboub, en una concedida a Rue20 Español este año

 

La acción de la BCIJ, que depende de la Dirección General de la Vigilancia del Territorio (DGST), también ha permitido llevar ante la justicia a 1.400 personas, entre ellas 56 reincidentes en casos de terrorismo, 35 menores y 14 mujeres, precisó.

 

Señaló que esta acción forma parte de los esfuerzos realizados por la DGST y se basa en las informaciones valiosas y precisas proporcionadas por los servicios de la DGST de que depnde de la BCIJ.

 

Al ser el brazo judicial de la DGST, el ámbito de competencia de la BCIJ es nacional, dijo, y añadió que el legislador ha definido el campo de intervención de la Oficina en virtud del artículo 108 del Código de Procedimiento Penal, a saber, los delitos de terrorismo, bandidaje, tráfico de drogas, tráfico de armas y explosivos, atentado contra la seguridad del Estado, secuestro y envenenamiento.

 

 

Habboub también indicó que la BCIJ actúa sobre la base de informaciones proporcionadas por la DGST en el marco de los esfuerzos realizados por sus servicios, y precisó que la Oficina analiza y explota estas informaciones de manera óptima.

 

La importancia de la información 

 

Estas informaciones llegan en el momento oportuno, sobre todo porque permite seguir todo lo que podría prevenir la amenaza terrorista y detener a los individuos de ideología extremista, señaló, subrayando que estas informaciones también permiten una estrecha coordinación entre todos los servicios de seguridad nacionales, cada uno en su ámbito de competencia.

 

Desde 2003, Marruecos ha adoptado una estrategia nacional proactiva, basada en un enfoque global y multidimensional que abarca no sólo el aspecto de la seguridad, sino también los aspectos socioeconómicos, jurídicos y religiosos, dijo Habboub, señalando que esta estrategia ha permitido a Marruecos posicionarse como socio estratégico en este ámbito a nivel internacional.

 

 

El director de la BCIJ recordó que, desde los acontecimientos del 11 de septiembre de 2001, el Reino se ha comprometido plena e incondicionalmente junto a los países de la coalición contra el terrorismo y el extremismo violento, convirtiéndose así en objetivo de las organizaciones terroristas internacionales. «El terrorismo y el extremismo violento no pueden ser derrotados sin una estrecha cooperación internacional», insistió.

 

En este marco, Marruecos ha adoptado y firmado todos los acuerdos y tratados jurídicos, dijo Habboub, afirmando que la DGST concede una importancia primordial a la cooperación en materia de seguridad y de inteligencia internacional a través del intercambio de informaciones, experiencias y pericias para luchar contra la lacra del terrorismo.

 

En este sentido, subrayó la importancia de la cooperación internacional, la coordinación de la seguridad entre todos los servicios, la explotación óptima de la información, demostrando al mismo tiempo dedicación, vigilancia y proactividad, y añadió que el papel de Marruecos como socio estratégico no se limita a la lucha contra el terrorismo a nivel local o nacional, sino que se extiende más allá de las fronteras.

 

Cooperación Internacional 

 

La cooperación internacional de Marruecos incluye a todos sus socios en Europa, el mundo árabe, África y Estados Unidos, dijo, señalando que Washington tiene excelentes lazos de cooperación con Marruecos que han desembocado en el desmantelamiento de varias células, incluida la neutralizada el 25 de marzo de 2021 en Uxda, gracias a la cooperación entre la DGST y los servicios de inteligencia estadounidenses.

 

 

«Nos enfrentamos a retos securitarios y peligros considerables que amenazan no solo a Marruecos, sino a todos los países del Magreb, a la región del Sahel y al mundo entero», advirtió Habboub, estimando que la región del Sahel se ha convertido en un caldo de cultivo, un lugar seguro y un refugio para las organizaciones terroristas, especialmente tras la derrota de Daesh en la región, así como en Irak y Siria.

 

Tras haber sufrido un fuerte revés por los países de la Coalición, las organizaciones terroristas han trasladado sus actividades al Sahel, donde siguen existiendo otras organizaciones como el Movimiento por la Unicidad y la Yihad en África Occidental (MUJAO), el Grupo de Apoyo al Islam y a los Musulmanes (GSIM), que forma parte de Al Qaeda, y Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), recordó.

 

El verdadero peligro actual, advirtió el director de la BCIJ, está en los campamentos de Tinduf que albergan al frente separatista del Polisario, muchos de cuyos miembros, como se ha demostrado, se han unido a estas organizaciones. Unos 100 miembros del Polisario se han unido a organizaciones terroristas, especialmente AQMI, precisó.

 

«La cooperación es esencial, pero Argelia no coopera en este ámbito, lo que supone un peligro no sólo para Argelia, sino para el conjunto de la región, y deja el campo libre a las organizaciones terroristas para que proliferen e intensifiquen sus actividades, sobre todo porque el Sahel es una vasta región con fronteras porosas», lamentó el director de la BCIJ.

 

 

El Reino de Marruecos es consciente de estas apuestas y sus servicios de seguridad, constantemente vigilantes, tienen presente que el peligro se cierne siempre sobre el Sahel y el África subsahariana, donde proliferan las organizaciones terroristas, concluyó el director de la BCIJ. Map

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.