Marruecos mira más allá de la Europa Occidental para defender sus intereses estratégicos

0

 

Rue20 Español/FEZ

 

Ismail El Khouaja

 

Las relaciones diplomáticas se basan ante todo de la confianza. Ésta genera luego todas la cooperaciones que dos países planean establecer.

 

Las relaciones diplomáticas de Marruecos con Europa Occidental no han dado los frutos deseados en este sentido, sino desafortunadamente generaron hostilidades incomprensibles debido al eurocentrismo que padecen los países del Continente Viejo.

 

Para ello, la diplomacia marroquí ha trabado nuevas alianzas fuera de la Unión Europea. Esta nueva alianza, principalmente con Estados Unidos, Gran Bretaña, Israel, China, etc.,  ha reforzado al Reino en todos los sentidos de manera que hoy en día el país magrebí no duda en plantar cara ante cualquier hostilidad de los países europeos, sobre todo cuando se trata del expediente del Sahara marroquí.

 

Para reforzar más esta nueva alianza, la diplomacia marroquí ha dirigido la mirada asimismo hacia Europa Central.

 

En este sentido, el ministro de Exteriores marroquí estuvo, ayer viernes, de visita a Suiza, donde se entrevistó con la presidenta del Consejo Nacional (cámara baja del parlamento suizo), Irene Kalin, y el vicepresidente de la Confederación, jefe del Departamento de Asuntos Exteriores, Ignazio Cassis.

 

El objetivo de la visita fue reforzar la cooperación bilateral en diversos ámbitos, la seguridad y la cooperación en Europa y la región del Mar Mediterráneo, especialmente en el marco de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) y el Proceso de Barcelona sobre la Cooperación Euromediterránea, además de cuestiones internacionales y regionales de interés común, sobre todo el expediente del Sahara marroquí.

 

De este modo, suiza elogió los «esfuerzos serios y creíbles de Marruecos para una solución política basada en el compromiso». También apoyó «los esfuerzos de las Naciones Unidas y el papel central que desempeña en el proceso relativo a la cuestión del Sáhara», reiterando que “sólo la negociación conducirá a una solución política justa, duradera y mutuamente aceptable», según un comunicado recogido de la agencia marroquí de noticias (MAP).

 

Asimismo, Suiza reiteró «la importancia de los esfuerzos serios y creíbles de Marruecos encaminados a una solución política basada en el compromiso», y «toma nota, en este contexto, de la iniciativa de autonomía presentada por Marruecos al Secretario General de la ONU el 11 de abril de 2007».

 

A petición de las autoridades marroquíes, el Departamento Federal Suizo había indicado oficialmente, en una nota verbal, que no existía representación oficial del -frente polisario- ante la Oficina de las Naciones Unidas en Ginebra, ni ante el Consejo Federal.

 

La visita terminó con la firma de Bourita e Ignazio Cassis de dos acuerdos de cooperación bilateral, a saber, un memorando de entendimiento sobre el establecimiento de consultas políticas y una declaración conjunta sobre la cooperación en virtud del artículo 6 del Acuerdo de París sobre el clima.

 

Cabe recordar que los dos países celebran este año el centenario de la presencia diplomática suiza en Marruecos.

 

Suiza va a ser el inicio de una nueva etapa de la diplomacia marroquí en la Europa Central.

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.