Tánger, la ciudad marroquí bisagra del Mundo

El principal puente entre tres continentes y virias culturas y civilizaciones

0

 

Rue20 en español/ Fez

 

Meryem Ghoua

 

Tánger es una ciudad norteña, localizada en Marruecos en la región de Tánger-Tetuán-Alhucemas y en las proximidades del estrecho de Gibraltar.

 

Tánger es considerada una puerta entre África y Europa, una de las ciudades más emblemáticas del Mediterráneo de los años treinta y cuarenta del siglo XX, ya que gozó de un estatus especial.

 

Tánger se considera la cuna de multiculturalidad y convivencia de distintas formas de pensar y vivir. En esta ciudad se entremezclan comunidades musulmanas, judías y cristianas.

 

Tánger

 

La Blanca es un importante centro turístico, económico y estratégico dada su ubicación, puesto que conforma una de las puertas de acceso de África a Europa y viceversa.

 

Es más, esta ciudad es el segundo centro industrial de Marruecos, destacando su industria química, metalúrgica, textil, mecánica y naval. El sector turístico es el más notable para su economía, según afirmó Viajes por Marruecos.

 

Su medina encalada en la laderas de los cerros alberga el palacio Dar el Makhzen de los sultanes, que funciona como museo de artefactos marroquíes.

 

Con el tiempo, la antigua ciudad ha encantado e inspirado a artistas. Eugene Dolacroix, Paul Bowles, Tennessee Williams, John Jonah… Y la lista sigue sin parar, todos se sucumbieron a la magia de la pequeña plaza del mercado y sus cafés.

 

«Fue el de Tánger un mundo único, lleno de sutilidades, que fue adquiriendo un denso contenido literario, por obra de escritores y artistas, desde Paul Bowles, Francis Bacon y los chicos de la Generación beat, a Cecil Beaton, Truman Capote, Gore Vidal, Emilio Sáenz de Soto o Juan Goytisolo, que recogen entre otras las novelas del citado Bowles como Déjala que caiga y, sobre todo, por la magnífica novela de Ángel Vázquez, La vida perra de Juanita Narboni, sin duda la novela de Tánger y el monólogo más destacable del siglo, con permiso de Miguel Delibes y de mi amigo Javier Goñi», comentó Fernando Castillo en un artículo titulado «El Tánger que se fue» en el Diario de Sevilla.

 

Tánger es una ciudad con un ambiente multicultural, un destino muy atmosférico en el que el Océano se cruza con el mar, las aguas se mezclan con las montañas y con unos lugares fascinantes que disponen de una profunda historia como por ejemplo:

 

Playa del Cabo Spartel, este cabo es especial porque en él se juntan las aguas del mar Mediterráneo y las del Océano Atlántico y tiene unas vistas maravillosas.

 

La gran mezquita de Tánger es la gran mezquita en el área de Zoco Chico en el centro de Tánger, Marruecos. Fue construida en el sitio de una antigua catedral portuguesa que a su vez se alzaba en un templo rumano dedicado a Hércules.

 

Mezquita de Tánger

 

Café Hafa, es una cafetería en Tánger que fue visitada por grandes figuras tanto nacionales como internacionales como, por ejemplo, Mohamed Chukri, Paul Bowles, William S. Burroughs, Los Beatles, el Rocas rodantes, Juan Goytisolo, Abou Bakr Lamtouniy Jean Genet.

 

 

La plaza de toros que es considerada uno de los símbolos de la cultura española en Tánger.

 

La kasbah de Tánger es el barrio de los antiguos palacios, una fortaleza del siglo XII que domina la medina y domina el puerto de la ciudad.

 

El museo de la Kasbah de Tánger o bien el palacio del sultán, fue fundado durante el reinado del sultán Moulay Ismael, por el pachá Ali ben Abdalah er-Rifi. Posteriormente fue reformado y expandido por su hijo Ahmed ben Ali.

 

El Gran teatro Cervantes fue fundado en 1913 en Tánger, Marruecos, por Esperanza Orellana, su esposo Manuel Peña y el propietario Antonio Gallego.

 

 

Las Cuevas de Hércules son el monumento más destacado de Tánger ya que representa una de las excursiones más importantes en los alrededores de esta ciudad, situado a unos 5 km del cabo Espartel y a 14 km al oeste de la ciudad de Tánger.

 

 

Curva Hércules

 

Con todo estos, Tánger debe estar en la lista de todos los viajeros ya que es unos de los lugares del país más perfecto y exótico para realizar viajes increíbles.

 

A nivel histórico, la ciudad costera del norte de Marruecos, Tánger, en su historia documentada, el califa andalusí Abderramán III tuvo bajo su dominio a Tánger, Ceuta y Melilla.

 

Las ciudades siguieron bajo control árabe hasta el reinado de Hisham III. Desde el año 1026 perteneció a la taifa de Málaga. En aquellos años Tánger recibía el sobrenombre de “La blanca”, según  Inclusión.

 

Tánger ha estado históricamente unida a España, desde el periodo árabe-musulmán, en el siglo VIII. Era un puerto comercial, una entrada a África, a unos pocos kilómetros de las costas meridionales hispánicas. Era el enlace entre las culturas europea y del norte africano, representado por las tribus rifeñas, añadió la misma fuente.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.