Marruecos aboga por una Libia sin injerencias extranjeras

El ministro de Asuntos Exteriores representa al Rey de Marruecos en la Conferencia Internacional de París sobre Libia

0

 

 

Rue20 Español/ Rabat

 

El ministro de Asuntos Exteriores, Cooperación Africana y Marroquíes Residentes en el Extranjero, Nasser Bourita, representa al Rey Mohammed VI en la Conferencia Internacional sobre Libia celebrada el viernes en París.

 

El objetivo de esta conferencia será proporcionar apoyo internacional a la continuación de la transición política en curso y la celebración de elecciones según el calendario previsto, según un comunicado de la Presidencia Francesa.

 

La participación de Marruecos en esta conferencia internacional es una continuación de su apoyo a los esfuerzos para acercar los diferentes puntos de vista de las partes libias con el fin de establecer la paz, la armonía y la estabilidad en este país magrebí hermano.

 

La conferencia, que se celebra por primera vez en un formato ampliado para incluir a todos los vecinos de Libia, «también tiene como objetivo apoyar a Libia en su petición de retirar las fuerzas extranjeras y mercenarios», dijo el Elíseo, añadiendo que a nivel económico, la conferencia tendrá que «recordar la necesidad de unificar las instituciones financieras de Libia y aplicar una distribución equitativa y transparente de las riquezas del país».

 

Por último, «en el plano humanitario, la conferencia reafirmará el compromiso colectivo de reforzar el apoyo de la comunidad internacional para satisfacer las necesidades urgentes y luchar contra el tráfico de personas», agrega la misma fuente.

 

La conferencia internacional se celebra un mes antes de las elecciones generales -presidenciales en diciembre y parlamentarias en enero-, que deberían aportar una esperanza de estabilización a un país sumido en el caos desde hace una década.

 

Para la comunidad internacional, la celebración de estos comicios en su fecha es decisiva para sacar al país de la crisis política y de seguridad.

 

Esta posición cuenta con el pleno apoyo de Marruecos, que no escatima esfuerzos para ayudar a las partes libias a llegar a un acuerdo para establecer la estabilidad política en el país.

 

Por otra parte, el papel del Reino, gracias al liderazgo y las orientaciones del Rey Mohammed VI, es muy saludado y apreciado tanto por la comunidad internacional, encabezada por las Naciones Unidas, como por los propios libios, como demuestra el intenso ballet diplomático en Marruecos de responsables libios.

 

Para Marruecos, cualquier solución a la crisis libia se basa en la convicción de que cualquier solución para el paso del proceso de transición hacia la construcción democrática, no puede ser sino una solución inter-libia realista que preserve la soberanía de este país, lejos de las injerencias y las agendas extranjeras.

 

La visión marroquí ha sido clara desde las primeras consultaciones que condujeron al acuerdo de Sjirat y las reuniones libias posteriores en suelo marroquí, en Buznika y Tánger.

 

La diplomacia marroquí también subraya la importancia del diálogo y de las consultaciones entre los actores libios para alcanzar acuerdos políticos, capaces de aplicar las resoluciones de la ONU y las recomendaciones de las conferencias internacionales, en particular la organización puntual de las elecciones legislativas y presidenciales.

 

El Reino, que vela por coordinar con la ONU en sus acciones de acercamiento entre los actores libios, ha reiterado recientemente, a través de su diplomacia, su plena disposición a apoyar el proceso político en Libia, los esfuerzos de reconciliación nacional y los planes securitarios, económicos y políticos para edificar un Estado libio fuerte y unificado que refuerce la seguridad y la estabilidad nacional y regional.

 

El Reino también pretende seguir desempeñando plenamente su papel, conforme a las Altas Orientaciones Reales, para promover el diálogo entre los actores libios y ayudar a Libia hermana a salir de la crisis institucional en interés de sus ciudadanos y lograr la estabilidad y la seguridad en la región. Map

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.