La célula terrorista desmantelada en Tánger utiliza artefactos explosivos

0

 

Rue20 Español /Rabat

 

Los peritajes técnicos y científicos realizados al conjunto del material y los productos incautados, tras la frustración de un plan terrorista inminente y el desmantelamiento de una célula extremista afiliada a «Daesh» que operaba en la ciudad de Tánger revelaron que se utilizan, después de su mezcla, en la preparación y fabricación de artefactos explosivos, informó hoy domingo por la noche la Oficina Central de Investigaciones Judiciales (BCIJ, siglas en francés) que depende de la Dirección General de la Vigilancia del Territorio (DGST).

 

En el marco de la investigación llevada a cabo por la BCIJ tras la frustración, el 6 de octubre, de un plan terrorista inminente y la desarticulación de una célula extremista afiliada a «Daesh» que operaba en la ciudad de Tánger, el laboratorio nacional de la policía científica y técnica en el Instituto de Ciencias Forenses de la Seguridad Nacional realizó un peritaje técnico y científico para analizar y examinar la naturaleza y los usos de los productos químicos y las muestras incautadas en este caso, dijo la misma fuente en un comunicado.

 

Así, los peritajes técnicos y científicos realizados a todo el material y productos incautados revelaron que son utilizados, después de su mezcla, en la preparación y fabricación de artefactos explosivos, entre ellos dos latas de azufre considerado como producto reductor e inflamable y cuatro botellas de ácido clorhídrico de alta acidez, utilizado como catalizador químico en la fabricación de determinados productos explosivos, además de un bidón de tres litros de lejía concentrada con hipoclorito de sodio, precisó el comunicado.

 

En los peritajes técnicos realizados también se examinaron los usos de un conjunto de productos metálicos y eléctricos incautados a uno de los miembros de esta célula terrorista, entre ellos dos kilogramos de clavos de más de 3 centímetros de longitud, que pueden ser utilizados como proyectiles cuando se colocan dentro de artefactos explosivos, así como circuitos eléctricos formados por cables de cobre y lámparas conectadas a interruptores y pequeñas baterías, que forman parte del aparato utilizado para provocar la detonación, además de una bombilla halógena de alto voltaje, utilizada como chispa que provoca la explosión al romperse su cristal protector y exponerse a la alta tensión, según la BCIJ.

 

Los resultados de estos peritajes científicos y técnicos fueron incluidos en un informe de peritaje detallado que fue puesto a disposición de la BCIJ para ser incluido en los procedimientos de investigación judicial realizados bajo la supervisión de la fiscalía competente, encargada de los casos de terrorismo, concluyó la misma fuente. MAP.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.