Marruecos. Un mosaico de paisajes sobre la Tierra

0

 

Rue20 en español/ Rabat

Meryem Ghoua

«Marruecos representa el viaje más cercano a un destino lejano», afirmó el Rincondesele.

Marruecos debe estar en la lista de todos los viajeros ya que es el país perfecto para realizar viajes increíbles.

Para muchos extranjeros, Marruecos figura el la lista de los países más exóticos y bonitos de África debido a sus grandes ciudades, pueblos preciosos, una naturaleza sobrecogedora, el mágico desierto del Sáhara y la variedad de tribus y paisajes.

Marruecos es rico en historia de sus ciudades imperiales:

Fez, fue fundada en el siglo VIII, es considerada como la ciudad islámica medieval más grande del mundo, cuenta con una famosa Puerta Real del siglo XIV y el barrio judío ubicado cerca de la puerta donde se encuentra el zoco de los joyeros y una antigua sinagoga.

Meknes, es famosa por sus enormes murallas y puertas al lado de la medina, por lo tanto, el primer lugar que se visita es su plaza principal, la Plaza el Hedim se la conoce como la pequeña Jamaa el Fna; en ella se encuentra la Puerta Bab el-mansour una de las puertas más antiguas e imponentes del país, sin olvidar la famosa Walili.

Rabat, la capital administrativa del Reino, dentro de sus monumentos más emblemáticos, está el Mausoleo de Mohamed V y la Torre Hassán, la Kasbah des Oudaias, es un recinto amurallado y en su interior las calles son de color blanco, verde y azul.

Merrakech, ciudad donde vivió Juan Goytisolo. Esta ciudad suele ser la ciudad por la que entran muchos de los viajeros que vienen a Marruecos.

En la amurallada Merrakech, conocida como la ciudad roja, todos los caminos de la medina llevan a la Plaza Jemaa el-Fna que se va transformando a cada minuto para convertirse en uno de los mayores espectáculos del mundo.

Agadir, ubicada en el sur de Marruecos, es una de las ciudades más importantes del país. Esta moderna ciudad se encuentra rodeada por el Desierto del Sáhara y muchos parques naturales, además de playas aisladas.

Asimismo, el norte del país es también uno de los lugares más visitados, con sus playas frescas para relajarse en los océanos meditteráneo y atlántico, y la colorida ciudad azul, la más fotografiada de Chefchaún.

En cuanto al desierto del Sáhara, hay dos zonas principales que se pueden visitar: Zagora y Merzouga.

El desierto de Zagora se encuentra a unas 7 horas de Marrakech, cruzando el maravilloso Valle del Draa y el desierto de Merzouga, es también uno de los desiertos más bonitos del mundo, en el que un mar de dunas perfectas son las protagonistas del paisaje en el que podrás pasar una de las mejores noches.

En fin, es obvio que hay muchos lugares imprescindibles que ver en Marruecos, siendo un país con una cultura intensa y tradiciones muy diferentes, un país que ofrece al viajero cordulleras legendarias, ciudades ancestrales, desiertos infinitos y una cálida acogida.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.