Marruecos. Los islamistas pasan sus últimos días en el Gobierno

0

 

Rue20 Español/ Rabat

En menos de un mes los marroquíes pasarán página de diez años de gestión de los asuntos públicos por parte del Partido de JusticiayDesarrollo (Pjd). El 8 de septiembre se celebrarán las elecciones legislativas en Marruecos para elegir a los miembros de la Cámara de Representantes y nombrar un nuevo gobierno en función de los resultados de las urnas.

Estas elecciones también pasarán página de la gestión de los asuntos públicos por parte de los islamistas (PJD) en Marruecos, desde 2011 hasta 2021.

Los islamistas llegaron al poder en Marruecos en un contexto político y social que les ayudó mucho a ganar el poder, no solo en Marruecos, sino en muchos otros países árabes como Egipto y Túnez.

El clima general en 2011 estaba jugando a favor del partido islámico Justicia y Desarrollo (Pjd) en Marruecos, gracias a las «revoluciones árabes».

¿Cuál es el resultado del gobierno islamista en Marruecos durante las dos legislaturas anteriores?

Ésta es la pregunta que se hace el ciudadano marroquí mientras se acerca la inminente salida del Pjd por su mala gestión de los asuntos gubernamentales.

Existe la impresión general de que diez años de gestión islamista de los asuntos públicos no estaba a las expectativas de los ciudadanos.

Además del incumplimiento de los dos gobiernos anteriores de sus compromisos, en cuanto a elevar las tasas de crecimiento, combatir el desempleo y mejorar el poder adquisitivo de los ciudadanos. El ciudadano marroquí no siente que sus condiciones de vida se han mejorado bajo el gobierno islamista.

Hay una frustración generalizada entre los ciudadanos porque ven la persistencia de la pobreza, la fragilidad, las disparidades sociales, los bajos servicios de salud y educación y el alto costo de vida.

Los islamistas han adoptado consignas como luchar contra la corrupción, lograr la justicia social y elevar el nivel de vida de los ciudadanos, pero sin que estas consignas se implementen.

Por esta razón, los ciudadanos castigaron al (Pjd) durante las recientes elecciones profesionales, que resultaron en la derrota del Sindicato Nacional del Trabajo, brazo sindical del Partido Justicia y Desarrollo (líder de la coalición de gobierno), así como durante las elecciones de las cámaras profesionales que consolidaron la derrota del Pjd.

Aunque la dirección de Justicia y Desarrollo intentó restar importancia a estas elecciones, estas elecciones son de hecho una indicación del declive en la popularidad de «Justicia y Desarrollo», y la posibilidad de perder las próximas elecciones legislativas.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.