En busca del intruso mencionado en el discurso del rey de Marruecos

0

 

Rue20 en español/FEZ

Ismail El Khouaja

Con motivo de su 22 aniversario de coronación, el Rey Mohammed VI se dirigió, como es de costumbre, a su Nación.

El monarca empezó su alocución recordando los vínculos de lealtad que mantiene el monarca con su pueblo.

Asimismo, el Rey saludó a los trabajadores de salud por el esfuerzo desplegado para retener la propagación de la pandemia de Covid-19, manifestando que no era nada fácil ganar la “batalla de conseguir las vacunas”.

Seguidamente, el rey Mohammed VI destacó el desarrollo económico que conoce el Reino, subrayando la histórica cosecha de cereales del sector agrícola que registró el Reino este año.

Pero la gran parte de su discurso fue dedicada a la política exterior del Reino, sobre todo a la vecina Argelia, en plena tensión diplomática por la que atraviesan los dos países, cuestionando que “Ninguna lógica puede explicar la situación actual”.

Para enfrentar los desafíos actuales como «la inmigración, el contrabando, el narcotráfico y la trata de seres humanos», Marruecos tiene tendida la mano a Argelia, ya que «La seguridad y estabilidad de Argelia y la quietud de su pueblo están íntimamente ligados a las de Marruecos», agregó el monarca.

“Marruecos se compromete a mantener sus sinceros esfuerzos para consolidar la seguridad y la estabilidad en su entorno africano y euro mediterráneo, y más particularmente, en su vecindad magrebí”.

El rey Mohamed VI no dejó pasar la ocasión sin lamentar «las tensiones mediáticas y diplomáticas que agitan las relaciones entre Marruecos y Argelia, que perjudican a la imagen de los dos países y dejan una impresión negativa”.

El rey terminó su discurso con un llamamiento al presidente argelino, Abdelmajid Tebboune, para “trabajar al unísono por el desarrollo de las relaciones fraternales forjadas por nuestros dos pueblos durante años de lucha común”.

Había mucha expectación en referirse a la vecina del norte, tal como lo hizo con la vecina del este, sobre todo con la felicitación del rey Felipe VI en su nombre y “en el del Gobierno español”, un día más tarde a la Fiesta del Trono, en plena crisis diplomática.

Esto derramó mucha tinta en la prensa española que cuestionaba el silencio del monarca marroquí al no hacer ninguna alusión respecto a la crisis bilateral hispano-marroquí, en un momento donde el gobierno español, según dicen, demuestra su voluntad hacia una pronta reconciliación.

Este silencio puede interpretarse de positivo o negativo. Pero lo cierto es que el discurso ha dejado muy claro la estrategia adoptada por la diplomacia marroquí, bajo el sabio liderazgo del rey Mohammed VI, en dar máxima prioridad a su entorno mediterráneo, magrebí y, sobre todo, africano, desde su regreso a la Unión Africana en 2017.

Se trata entonces de un mensaje conciliador del monarca hacia la vecina del este. La pelota está en manos de Argelia que debe valorar este reiterado llamamiento del rey Mohammed VI para acabar con conflictos heredados y trabajar juntos hacia la prosperidad de la región.

Sin embargo, en el discurso había una palabra que desató varias interpretaciones, y es cuando el monarca dijo que “Nos vemos más bien como hermanos que un cuerpo intruso ha dividido”.

Según la prensa española, “La Razón” exactamente, la palabra “intruso” se refiere al Frente Polisario. Sin embargo, hay quienes consideran que se trata de todos los que maniobran contra los intereses de Marruecos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.