El Parlamento Europeo ha chocado España dando la razón a Marruecos sobre la raíz de la crisis actual

El Parlamento Europeo ha aprobado una resolución simbólica: 281 eurodiputados no estaban de acuerdo con la resolución

0

 

RUE20 ESPAÑOL / RABAT

En una votación simbólica, el Parlamento Europeo estaba dividido acerca del proyecto de resolución sobre la posible utilización de menores por parte de Marruecos para presionar políticamente a España.

Pero, la propuesta obtuvo la mayoría de los votos para no molestar a España que planteó e impulsó la propuesta mediante el partido Ciudadanos.

El Parlamento Europeo hace minutos ha aprobado el texto con 397 votos a favor, 85 en contra y 196 abstenciones una resolución acordada por los cuatro grupos principales del Parlamento, que son populares, socialistas, liberales y verdes
Pero la decisión final y oficial del Parlamento Europeo, ha dejado un mal sabor para España, ya que reconoce las raíces de la crisis actual.

Después de la discusión de la propuesta de resolución y de su votación, un comunicado del Parlamento Europeo aclara que la crisis actual entre España y Marruecos se debe a las tensiones diplomáticas entre los dos países vecinos y no tiene nada que ver con la inmigración en las fronteras de Ceuta.

“En realidad ( la crisis) no está ligada al tema migratorio sino al hecho de que España acogió y hospitalizó a Brahim Ghali, líder de la Frente Polisario (movimiento nacional de liberación popular
Saharaui)”, explica el comunicado.

Por otra parte, afirma que “ rechaza el uso de controles fronterizos y la migración por parte de Marruecos, especialmente de menores no acompañados, como medio de presión política en España”.

Añade que los eurodiputados “lamentan en particular la participación de niños, menores no acompañados y familias en el cruce fronterizo masivo entre Marruecos y
Ciudad española de Ceuta, poniendo así claramente en riesgo su vida y su seguridad”.

El Parlamento Europeo ha concluido pidiendo a “España y Marruecos que trabajen en estrecha colaboración para facilitar la vuelta de los niños marroquíes a sus familias, respetando el interés superior del niño y el derecho nacional e internacional, en particular la convención de Naciones Unidas sobre los derechos del niño”.

A la espera de las reacciones

Todavía el Gobierno marroquí no se ha expresado acerca de esta votación, tampoco lo ha hecho el gobierno español. Pero la votación tendrá reacciones e interacciones en las próximas horas.

Populares, socialistas, liberales y verdes “han cerrado filas” en cuanto a la resolución por la cual pactan en contra de la actitud de Marruecos al dejar pasar a miles de migrantes a Ceuta, entre ellos menores.

La otra cara de la moneda

El eurodiputado del PP, Juan Ignacio Zoido, ha expresado su «rechazo absoluto» sobre la actitud de Marruecos para presionar a un estado miembro.

Asimismo, ha recordado que “la frontera de Ceuta es una frontera europea”.

El exministro popular reconoce la mala gestión del Gobierno de Sánchez respecto al Caso Ghali, sin embargo, ha asegurado que bajo ninguna circunstancia esto “justifica la respuesta fuera de las vías diplomáticas establecidas» para provocar una crisis migratoria.

Por su parte, Ignacio Sánchez Amor, del lado del PSOE, ha subrayado que los desacuerdos entre España y Marruecos «son normales», sin embargo, para él es «preocupante» aferrarse a «formas de presión impropias» cuando se trata de asuntos políticos.

También ha expresado su posición sobre el tema del Sahara, por lo cual «no se ha movido un milímetro».

Jordi Cañas, de Ciudadanos (Cs), ha europeizado el conflicto al afirmar que esta crisis afecta no solo a España sino toda Europa, y califica la entrada de menores como “marcha verde infantil».

Vox en nombre de su eurodiputado, Jorge Buxade, ha exigido sanciones contra Rabat e intensificar más los controles migratorios: «las fronteras han sido atacadas y si no somos duros volverá a suceder».

En cuanto a Podemos, Miguel Urban ha calificado de «chantaje» la estrategia de Rabat y ha pedido a la UR que cambie su política migratoria y que deje de usar a Marruecos como «policía de fronteras».

También ha exigido «no seguir subcontratando a un régimen sin escrúpulos como Marruecos para que haga el trabajo sucio «.

Por su parte, el eurodiputado Ernest Urtasun, de los Verdes, se ha limitado a condenar las imágenes «deplorables» de niños «desesperados».

El representante de Bildu duda de que Marruecos pueda ser un socio fiable y se ha pregunta «¿Cómo se puede calificar a un régimen que usa a los niños como carne de cañón?»

La eurodiputada del PNV, Izaskun Bilbao, ha dicho que Marruecos ha demostrado que no es «un socio estratégico» y ha pedido que se busquen soluciones para que se «evitarían muchas crisis».

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.