Marruecos se compromete con mantener la paz a los contextos operativos del siglo XXI

El Reino ha contribuido desde 1960 a quince operaciones de mantenimiento de la paz bajo el mandato del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, y actualmente despliega aproximadamente 1.700 cascos azules en el seno de tres operaciones

0

 

Rue20 Español / Rabat

 

El Reino de Marruecos tiene la intención de proseguir su acción para reforzar y adaptar el mantenimiento de la paz a los contextos operacionales del siglo XXI, declaró, ayer martes, el ministro de Asuntos Exteriores, Cooperación Africana y Marroquíes Residentes en el Extranjero, Nasser Bourita.

 

En su intervención por videoconferencia en la 4ª Conferencia Ministerial sobre el Mantenimiento de la Paz, celebrada en la capital de Corea del Sur Seúl y organizada por el Ministerio de Asuntos Exteriores y el Ministerio de Defensa Nacional de la República de Corea, Bourita subrayó que el compromiso de Marruecos con el mantenimiento de la paz es «permanente y constante» y lo ha sido desde su independencia. «Abrazando los ideales de la Carta de las Naciones Unidas, el Reino ha contribuido desde 1960 a quince operaciones de mantenimiento de la paz bajo el mandato del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, y actualmente despliega aproximadamente 1.700 cascos azules en el seno de tres operaciones», prosiguió el ministro.

 

Bourita afirmó que «Marruecos pretende continuar su acción para fortalecer y adaptar el mantenimiento de la paz a los contextos operativos del siglo XXI, anunciando antes de la Conferencia de Seúl los compromisos del Reino en cinco áreas de acción: 

– En el plano médico: Marruecos, de conformidad con las altas instrucciones de Su Majestad el Rey, Jefe Supremo y Jefe de Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas Reales, se compromete a poner a disposición de la ONU un hospital de nivel 4 para las evacuaciones de urgencia a partir de los teatros de Operaciones de Mantenimiento de la Paz, velando a facilitar el intercambio de experiencias en los ámbitos de la telemedicina y las enfermedades tropicales e infecciosas.

 

 

– A nivel de la seguridad del personal uniformado: el Reino pondrá a disposición de la ONU, de conformidad con las altas instrucciones reales, equipos caninos y una compañía de ingeniería mixta.

 

 

– Con respecto a la digitalización: En vista del rápido desarrollo de las nuevas tecnologías de la información, Marruecos seguirá contribuyendo a la aplicación de la estrategia de transformación digital de la ONU, a través de la formación y el intercambio de conocimientos.

 

 

– En cuanto a la formación: Marruecos se compromete a contribuir a la traducción de documentos y a poner a disposición de la ONU expertos para la elaboración y la revisión de los manuales de la ONU. Asimismo, seguirá acogiendo a pasantes procedentes de países africanos y francófonos en el marco de formaciones previas al despliegue en sus centros de formación.

 

 

– En lo que se refiere a la Agenda de Mujeres, Paz y Seguridad: Marruecos pretende continuar con su estrategia destinada a aumentar el número de mujeres en sus contingentes, a luchar contra la violencia de género y a reforzar la protección de las mujeres contra la violencia.

 

Tras señalar que, en una encrucijada, el mantenimiento de la paz de la ONU se despliega hoy en día en un contexto plagado de desafíos, a los que se ha añadido la pandemia de COVID-19, el ministro señaló que a las operaciones tradicionales se han injertado operaciones multidimensionales, que reflejan la creciente complejidad de los conflictos y el continuo cambio de la prevención de conflictos, la gestión de crisis, el mantenimiento de la paz y la consolidación de la paz.

 

«La ampliación de los mandatos de mantenimiento de la paz no puede eclipsar el imperativo de establecer una verdadera cultura del rendimiento. El valor de estas operaciones sólo puede medirse por la consecución de soluciones políticas, como lo afirmó SM el Rey Mohammed VI en la Reunión de Alto Nivel sobre la Iniciativa Acción para el Mantenimiento de la paz en 2018, subrayando que el  objetivo final de las operaciones de mantenimiento de paz debe ser la salida de las crisis, lo que requiere una mayor movilización a favor de las soluciones políticas y el respaldo de las diferentes iniciativas en materia de prevención y de mediación ”, recordó el ministro. 

 

En este sentido, Bourita señaló que los cambios contemporáneos en el mantenimiento de la paz reflejan la instalación de un nuevo paradigma holístico de sostenibilidad de la paz, articulado en torno a tres principios fundamentales.

 

El primero de estos principios es que «la paz no es un estado sino un proceso. No se trata simplemente de la ausencia de conflictos armados, sino del tratamiento de las causas profundas de los conflictos», explicó.

 

El segundo principio es que el éxito de una operación de paz depende de la planificación de una estrategia de salida de la crisis, incluso antes de la llegada de los primeros cascos azules. MAP

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.