Marruecos, soporte fundamental para las empresas extranjeras

"Las autoridades marroquíes han proporcionado los terrenos, excelentes carreteras, suministro de energía barata, ventajas fiscales y una línea ferroviaria potente para acceder al puerto de Tánger"

0

 

Rue20 Español / Mequínez

 

Mohamed Charbi

 

Marruecos se ha convertido, últimamente, en el soporte fundamental para muchas empresas extranjeras.

 

Entre estas varias empresas, se puede mencionar Renault, Peugeot (ahora Stellantis) o Inditex con una fuerte presencia española, en especial, a la hora de emplear mano de obra.

 

De hecho, las exportaciones del país crecieron un 24% en el primer semestre de 2021.

 

«Ese porcentaje es mucho más elevado en las industrias claves. En concreto, en el sector del automóvil el incremento es del 42,8%, en confección del 43,1% y en prendas de punto hasta un 52,3%», según el diario «Merca2″, basándose en los datos de la Oficina Económica y Comercial de España en Rabat.

 

También el déficit de la balanza comercial se ha reducido «extraordinariamente», según el organismo económico estatal afincado en la capital marroquí.

 

Para el mismo diario, el gran avance que está consiguiendo Marruecos en el sector industrial tiene que ver con tres factores: una mano de obra de bajo coste, energía barata y apoyo político en forma de estabilidad, infraestructuras e incentivos.

 

El bajo coste de la mano de obra es uno de los grandes atractivos de la industria del país.

 

A nivel energético, Marruecos basa su mix energético principalmente en carbón, la materia prima más barata. Además, al estar fuera de la Unión Europea las empresas no deben pagar derechos de CO2, lo que abarata su factura frente a la que tiene que hacer frente en territorio español, señala.

 

La parte política también ha sido vital para que la zona norte de Marruecos sea una potencia industrial.

 

Las autoridades marroquíes han proporcionado los terrenos, excelentes carreteras, suministro de energía barata, ventajas fiscales y una línea ferroviaria potente para acceder al puerto de Tánger, dice «Merca2».

 

Además, las fabricantes de automóviles han tenido, incluso, un trato más a su favor. Peugeot, por ejemplo, consiguió construir en la ciudad de Kenitra, cerca de Rabat, una fábrica enorme declarada zona franca, con todas las ventajas que conlleva.

 

Hablando del cambio del equipo económico marroquí, tras las elecciones del pasado mes de septiembre, al nombrar como nuevo ministro de Industria a Ryad Mezzour, el diario «Merca2» dijo que «a pesar de que se pueda pensar lo contrario, el nivel de los ministros marroquíes es muy elevado».

 

«Mezzour ha empezado a promover el Plan de Aceleración Industrial con el que lograr mayores inversiones de firmas extranjeras», agrega.

 

«En 2012 o en 2014, las fábricas marroquíes funcionaban gracias al envío de piezas desde España, principalmente. Ahora, la historia ha cambiado. Marruecos ha logrado generar una industria complementaria de alto valor que compite con la española», subraya.

 

«En definitiva, en los próximos meses y años la industria marroquí seguirá floreciendo, como escudo frente a una economía inflacionaria. La estabilidad política, los incentivos y ayudas junto a una mano de obra barata le convierten en un (rival muy fuerte) para la industria española clásica», concluye.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.