Defensa española: las conversaciones con Marruecos van por muy buena dirección

Mientras la Justicia española busca a los culpables del Caso Gali, la ministra dejó muy claro que el primer responsable de todas las decisiones es el mismo Pedro Sánchez

0

 

Rue20 Español/ Mohammadia

 

Toufiq Slimani

 

Hay muchos rumores y pocos hechos. Muchas formas y pocas oficialidades. Muchas versiones y pocas decisiones. Así es el caso de las fronteras terrestres entre Marruecos y las ciudades ocupadas de Ceuta y Melilla. Y lo es también para las relaciones hispano-marroquíes.

 

Los responsables siguen hablando de que las relaciones entre Rabat y Madrid van bien. Pero la realidad real refleja lo contrario. Las fronteras siguen cerradas, no se sabe nada de la fecha de la celebración de la Reunión de Alto Nivel ni mucho menos de la visita de Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, a Rabat, la Embajadora de Marruecos aún no ha regresado a Madrid y el embajador de España en Rabat no ha sido sustituido aunque tenía que ser reemplazado en la primavera de 2020.

 

El marzo próximo se cumplirán dos años del cierre de las fronteras de las dos ciudades cerradas. Algunas fuentes hablan de una supuesta reapertura del próximo marzo.

 

Margarita Robles, ministra de defensa española, afirmó que el nuevo ministro de Exteriores español tiene unas buenas relaciones con Rabat. La ministra no habló de una buena relación entre los dos gobiernos. Prefirió mencionar el ministro de Exteriores.

 

Robles, la exministra de Exteriores, Arancha González Laya, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se consideran los ‘estrategas’ del llamado Caso Gali, la entrada clandestina y bajo identidad falsa del presunto líder del Polisario, Brahim Gali, a España el 18 del pasado abril.

 

«El ministro de Exteriores, José Manuel Albares, está teniendo una relación muy positiva con Marruecos, y las conversaciones van por muy buena dirección», afirmó la ministra de Defensa.

 

La misma ministra sigue manteniendo su tono reconciliador hacia Marruecos. «Esperamos que no se vuelva a repetir lo ocurrido, y que nunca más se utilice a menores como una especie de arma arrojadiza para que entren en Ceuta. Hay que poner en valor el papel que realizaron las Fuerzas Armadas, en Ceuta, porque gracias a su actuación generosa se salvó la vida de muchos menores», dijo la ministra en referencia a la entrada de miles de jóvenes marroquíes a Ceuta el pasado mayo.

 

Mientras la Justicia española busca a los culpables del Caso Gali, la ministra dejó muy claro que el primer responsable de todas las decisiones es el mismo Pedro Sánchez. «Yo lo único que puedo decir es que mi compromiso con Pedro Sánchez y con el proyecto que representa sigue absolutamente intacto y le estoy muy agradecida por la confianza que ha depositado en mí. Este país necesita políticas de progreso e igualitarias, y el único partido que lo puede hacer es el PSOE, liderado por Pedro Sánchez. Mi compromiso con él es absolutamente irrevocable», concluyó la ministra

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.