Marroquíes piden reabrir la frontera para repatriar los cuerpos de sus hijos 

0

 

Rue20 Español / Mequínez

 

Varias familias marroquíes están sufriendo por no haber podido enterrar a sus hijos en Marruecos tras la negativa de repatriación desde Melilla por parte de las autoridades debido al cierre fronterizo.

 

La familia de Ayoub, un menor de 15 años que falleció intentando llegar a la ciudad hace tres meses y desde entonces su cuerpo se encuentra en la morgue de Melilla, ha tenido que aceptar “con amargura” enterrar a su hijo en Melilla a pesar de su intención de hacerlo en su país de origen (Marruecos), según cuenta «El Faro de Melilla».

 

«Sin embargo, tanto las autoridades marroquíes como españolas lo rechazaron. Así pues, ante la negativa, la familia aceptó enterrarlo en Melilla», ha señalado la Asociación Marroquí de Derechos Humanos (AMDH).

 

Desde AMDH, piden que se responda a las preguntas de la familia para que se hagan los test ADN y puedan enterrar a su hijo lo antes posible en el cementerio musulmán.

 

Este caso no es el único. El pasado mes de septiembre la familia del marroquí Abdelfattah le dio el último adiós desde el otro lado de la valla. El joven fue enterrado en Melilla y sus parientes lo despidieron desde Marruecos.

 

La familia del Charkaoui había solicitado a las autoridades que abrieran la frontera para repatriar el cuerpo y enterrarlo, pero todo fue en vano.

 

Cabe señalar que las fronteras de Ceuta y Melilla con Marruecos permanecen cerradas desde el 13 de marzo de 2020, a causa de la pandemia de Covid-19.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.