Gali llamado a entregar las armas y seguir el camino de ETA

0

 

Rue20 Español /Tetuán

 

Ismail El Khouaja

 

El presunto genocida y líder de la banda armada del Polisario, Brahim Ghali, cuya entrada y salida a España con identidad falsa ha desatado una crisis hispano-marroquí, así como ha supuesto un dolor de cabeza para la Moncloa por la ambigüedad del caso que está en manos del juez Rafael Lasala, pide renegociar el acuerdo del alto el fuego firmado en 1999 bajo el arbitraje de la ONU, informa EFE.

 

El presunto genocida ha olvidado que la banda que preside fue quien rompió unilateralmente el acuerdo al interrumpir el ejercicio del paso fronterizo de Guergarat que separa Mauritania de Marruecos.

 

El que el antes pidió, en vano, a los saharauis a participar en las elecciones generales del 8 de septiembre (los saharauis registraron la máxima votación en el Reino con una cifra de 66%), pide ahora la renegociación del acuerdo para adaptarlo, según él, «a las nuevas circunstancias».

 

El politólogo español Pedro Ignacio Altamirano se pregunta sobre qué quiere decir el presunto genocida con «nuevas circunstancias».

 

«Me imagino que al hablar de “las nuevas circunstancias” se referirá al creciente apoyo internacional a la soberanía del Reino de Marruecos sobre las provincias del sur en el Sahara Marroquí, o al monumental lío judicial que ha creado en España, o la próxima acusación ante la Corte Penal Internacional por delitos de Lesa humanidad entre otros», cuestiona Altamirano en Lahoradeafrica.

 

Hoy en día, tanto la banda del Polisario como su líder se ven privados de protección a nivel internacional. Ayer los eurodiputados votaron en contra de la candidata Sultana Khaya, que siempre se jacta sacando selfies con Klachinkov, para el importante Premio Sájarov de libertad de conciencia.

 

Argelia por sí sola no aguantará la protección y financiación del Polisario por la crisis interna que vive el país petrolífero, cuyos ciudadanos se mueren cada día en el mediterráneo.

 

Por lo cual, el final del Polisario es solo cuestión de tiempo. El mundo de hoy en día establece alianzas para llegar a vivir la paz y combatir el separatismo y el terrorismo.

 

En este sentido, Altamirano responde a la petición de Ghali invitándole a «negociar una fecha en la que disolver la RASD, el Frente Polisario, entregar las armas, dejar salir en libertad a las personas retenidas en los campos de concentración de Tinduf, y presentarse de forma voluntaria junto a sus colaboradores ante la justicia internacional para rendir cuentas por sus presuntos crímenes contra la humanidad».

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.