Marruecos se prepara para poner fin al estado de alarma y para abrir las fronteras

0

 

Rue20 en español/ Rabat

 

Meryem Ghoua

 

Lo difícil ha pasado. Marruecos se prepara para volver a la normalidad normal tras casi 18 meses de restricciones excepcionales. Avanza la vacunación. La tercera vacuna circula por las venas del país. La calle llena y motivada. La economía se mejora. Los marroquíes se sienten más relajados.

Consolidado el nuevo gobierno, se prevé que se ponga fin al estado de alarma, pero se impondrá la obligación de vacunarse. Salvo grandes sorpresas, Marruecos regresará a la situación jurídica previa al marzo de 2020. Así, se suspenderá el toque de queda nocturno, el cierre de las fronteras y otras medidas.

 

Tras las medidas restrictivas que tomó Marruecos para disminuir los contagios y luchar contra la pandemia Covid-19, hoy piensa en mitigar esas restricciones sanitarias ya que alcanzó la inmunidad colectiva, tal y como hicieron algunos países para salir de la crisis que ha afectado a los sectores económicos vitales.

 

Las autoridades recurrirán a la imposición del pasaporte Covid-19 para acudir a los espacios públicos, además de exigirlo en los medios de transporte, cafés y cines, según desveló una fuente a nuestro diario «Rue20».

 

Por lo que, las personas no vacunadas no pueden entrar a estos lugares.

 

Hace unos días, las autoridades locales empezaron a enviar mensajes a los ciudadanos que se habían abstenido de recibir la primera dosis de la vacuna por razones desconocidas, en un momento en que el Reino de Marruecos dedicó decenas de miles de millones para comprar la vacuna en medio de una guerra mundial para ganarla.

 

La misma fuente aseguró que esta reducción de las medidas cautelares se activará una vez que la tasa de vacunación llegue al 80% en los días del levantamiento total de las emergencias sanitarias.

 

Estas nuevas medidas también incluirán la apertura de fronteras marítimas con España y el regreso de compañías aéreas directas con una serie de direcciones internacionales para el Reino como Cánada, EE.UU y China.

 

Cabe recordar que Marruecos ocupa el primer lugar en África en cuanto al número de dosis suministradas en el continente, puesto que vacunó a 19,8 millones de personas de una población de unos 36 millones.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.