Fútbol. Marruecos perdió la final del Mundial contra España

Parece algo imposible, pero es la realidad. La historia de la selección marroquí militar en el Mundial podría ser una inspiración para la nueva generación

0

 

Rue20 Español/ FEZ

 

Walid El Moumen

 

 

Todos sabemos que el punto más lejano al que llegó la selección marroquí en la Copa del Mundo es los octavos de final de Mundial México de 1986.

Todos recordamos que el logro más destacado que alcanzó el fútbol nacional, es él de la selección marroquí Sub-20 en 2005, cuando se clasificaba a las semifinales de Mundial Holanda.

 

Sin embargo, pocos saben que en el siglo pasado hubo otra selección nacional que pudo lograr lo que parece imposible para la mayoría de los marroquíes.

 

Se trata de la selección marroquí militar, que fue finalista de la Copa del Mundo en cuatro ocasiones. y abrazó el bronce por una vez.

 

Estamos hablando del Reinado del monarca Hassan II, concretamente en 1965, cuando alcanzaba por primera vez en su historia la final que terminó a favor de los militares franquistas (España), por 3 a 0. Una final que fue disputado en la ciudad española, Gijón.

 

«I Gala del Deporte Militar Fue en julio de 1965 cuando Ufarte, Gallego y Fusté marcaron los goles que dieron la victoria por tres a cero a la selección militar española frente a Marruecos, en el estadio gijonés de El Molinón», según publicó el Ministerio de Defensa Español en la red social, «Twitter».

 

Marruecos iba a obtener su revancha en la siguiente edición (1966), cuando se encontraba otra vez con España, pero en la ronda penúltima (las semifinales).

 

Los Militares marroquíes se clasificaron a la final sin necesitar jugar el partido de vuelta, tras de que terminara el partido de ida en España con una «Tangana», lo que obligó al árbitro suspender el partido en el 84′.

Después de lo que paso en la ida, España decidió retirarse en la vuelta, para que Marruecos alcanzara su segunda final, que fue perdido contra el ejército otomano (Turquía) con 2-1, en la capital, Rabat.

La racha honorable de Marruecos en esta competición no se detuvo en las dos ediciones anteriores, sino se extiende hasta 1967 (bronce), 1989 y 1993 (subcampeón).

 

Así, fue la historia de un gran equipo que poco a poco perdió aquello ímpetu.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.