Marruecos. Boussouf: el discurso del rey dibuja la hoja de ruta de la nueva etapa

0

 

Rue20 Español /Rabat

 

Abdellah Boussouf

 

Marruecos dispone de todos los medios necesarios, tanto en términos de madurez democrática, de profunda experiencia en la práctica política, de cambio en la gestión de los asuntos públicos, como en el nivel de diagnóstico, planificación de proyectos estratégicos, como el Nuevo Modelo de Desarrollo y al Pacto Nacional de Desarrollo.

 

En los últimos años Marruecos ha cosechado varios éxitos enormes de los cuales fue el reconocimiento de la marroquinidad del Sáhara por Estados Unidos y la apertura de consulados de varios países en las ciudades del Sáhara como son El Aaiún o Dakhla.

 

Otro dato importante y reciente fue la amplia y fuerte participación de las provincias del Sur en las elecciones generales del 8 de septiembre.

 

Indudablemente, aún no hemos llegado a la cima, pero nos encontramos ante un hito prometedor en el progreso y la prosperidad de Marruecos. El camino nunca fue de rosas, la situación actual requiere muchos sacrificios, trabajo duro y una planificación ambiciosa para continuar el modelo de desarrollo y hacer frente a los desafíos externos.

 

También podemos decir que el discurso real, con motivo de la apertura de la sesión legislativa, de conformidad con el capítulo 65 de la Constitución, adoptó un enfoque realista de la nueva fase para identificar las tres dimensiones o pilares de la futura labor legislativa y gubernamental.

 

El enfoque realista del discurso fue evidenciado mediante la dicotomía diagnóstico/solución, con cifras y estadísticas, comenzando por la forma en la que Marruecos ha gestionado la pandemia de Covid-19, consistente en prestar apoyo moral a las clases más vulnerables y proporcionar la vacuna de forma gratuita, a pesar de su elevado costo.

 

Asimismo, el enfoque realista consiste en satisfacer las necesidades de los ciudadanos en cuanto a los productos básicos y pasar a crear un sistema nacional de reservas estratégicas de alimentos, salud y energía, lo que aumentará la seguridad estratégica del país.

 

Dado que las cifras no son una expresión de puntos de vista, sino una expresión de la realidad, el discurso contenía una cifra de crecimiento de más del 5,5% en 2021, dd crecimiento del sector agrícola de más del 17%, del aumento de la inversión extranjera de 16%, y el aumento de las remesas Marroquíes Residentes en el Extranjero de alrededor del 46% hasta agosto, así como el control de la inflación de un 1%.

 

Estas cifras demuestran el espíritu de solidaridad y de la confianza del actor económico y de los inversores, por una parte, y contribuyen a elevar el nivel de esperanza y optimismo entre los ciudadanos marroquíes, por otra.

 

El discurso del viernes no sólo dio esperanza y optimismo, sino también una definición clara del Nuevo Modelo de Desarrollo. Éste no es un plan de desarrollo en un sentido clásico, sino un marco general abierto a la acción, nuevos desafíos y amplias perspectivas. El Pacto Nacional de Desarrollo es un mecanismo para poner en marcha este modelo de desarrollo.

 

El realismo del discurso abrirá, por un lado, amplios espacios para la acción gubernamental y parlamentaria, tanto de la mayoría como de la Oposición, y, por otro, recordará al nuevo gobierno su responsabilidad en el establecimiento de prioridades y proyectos estratégicos y en la movilización de fondos.

 

Esto va acorde a la puesta en marcha de los grandes proyectos como la protección social, así como la rehabilitación del sistema de salud, la aplicación de la reforma de las empresas públicas, la reforma fiscal y el fortalecimiento de esto con un nuevo pacto estimulante de la inversión.

 

En aras de dar una mayor eficacia, coherencia y complementariedad, en el discurso real se planteó la necesidad de una profunda reforma. el Alto Comisionado de Planificación desempeñará un papel asistente para seguir el ritmo de la aplicación del modelo de desarrollo. Esto en sí mismo conlleva un importante cambio cualitativo en el trabajo del Comisionado.

 

Estamos ante una nueva fase, un nuevo Parlamento y un nuevo Gobierno, y el discurso Real nos encomendó esta tarea, tanto el Gobierno, el Parlamento, las instituciones para que trabajemos con toda la iniciativa, el espíritu de solidaridad y el compromiso responsable.

 

Este ambicioso proceso encarna la inteligencia colectiva de los marroquíes y su fuerte deseo de fortalecer la posición de Marruecos y defender sus intereses en el extranjero, así como para continuar el proceso de construcción y desarrollo en el país.

 

Traducido por Ismail El Khouaja

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.