El sector económico, máxima prioridad del nuevo gobierno

Un gobierno llamado a consolidar y reforzar el avance económico y industrial de Marruecos en las últimas décadas para crear oportunidades de trabajo y situar al país entre las grandes potencias emergentes y desarrolladas

0

 

Rue20 Español/FEZ

Ismail El Khouaja

Marruecos comienza una nueva era liderada, por primera vez, por un gobierno tripartito de corte liberal: el partido ganador Reagrupación Nacional de Independientes (RNI), Autenticidad y Modernidad (PAM) e Istiqlal (PI).

Tras una década de liderazgo del partido islamista Justicia y Desarrollo (PJD), que sufrió un desplome histórico en las elecciones generales del 8 de septiembre, el nuevo gobierno está llamado a sacar a luz, así como a continuar los proyectos inaugurados por el Reino.

De hecho, tanto el perfil como la ideología del trío gubernamental van en línea con la política económica liberal adoptada por el Reino desde hace dos décadas.

En este sentido, se hicieron varios ajustes tanto en la estructura como en los nombres de los Ministerios para ir adaptándose a la nueva situación económica del Reino.

Ministerios como de Economía y Finanzas, de Inclusión Económica, Pequeñas Empresas, Empleo y Competencias, de Industria y Comercio, de Turismo, Artesanía y Economía Social y Solidaria, de Transición Energética y Desarrollo Sostenible, de Transporte y Logística, evidencian que el ámbito económico es una prioridad máxime para el nuevo Ejecutivo.

Marruecos tiene por delante varios proyectos estratégicos que necesitan los  cuadros y eminencias adecuados para mejorar las condiciones económicas del país. Las personalidades que han encabezado estas carteras ministeriales han demostrado efectividad en su carrera profesional.

Se espera de ellos entonces dar un nuevo aliento al ambiente tanto político como económico del país, sobre todo de las nuevas caras femeninas. Un dato importante es que el tercio de las carteras ministeriales están a cargo de mujeres.

Para el nuevo gobierno no hay margen de error. Las elecciones del 8 de septiembre se distinguieron por la madurez de los ciudadanos quienes han tenido la última palabra a la hora de castigar a las miserias de los islamistas que han demostrado un corte de miras en la gestión del país.

El nuevo presidente de gobierno, Aziz Akhannouch, descifró el mensaje y decidió formar un gobierno que representa la mayoría de la voz de los marroquíes.

El trío gubernamental tiene una mayoría cómoda para trabajar en plena armonía. De los 395 del total de los escaños parlamentarios, el trío gubernamental arrasó 269: RNI se hizo con 120 escaños, PAM, 86, PI, 81.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.