La ONU desenmascara al Polisario y pide más calma

0

 

Rue20 Español/ Rabat

Los líderes del Polisario están viviendo bien en detrimento de  los saharauis retenidos en los campamentos de Tinduf. Los generales argelinos se están comercializando con los sufrimientos de los retenidos saharauis en los campamentos de la vergüenza.

El régimen militar argelino pone a disposición de los separatistas dinero y logística para hacerle la guerra a Marruecos, pero no tiene dinero para poner los alimentos y los medicamentos a disposición de los retenidos. Es el surrealismo separatista.

 

Ahora, todo el mundo sabe que los líderes del Polisario roban las ayudas internacionales destinadas a la gente normal y corriente para transformarla a sus bolsillos o panzas. La pandemia desenmascaró al Polisario. Pero, la última tensión con Marruecos, destapó todos los juegos sucios de los separatistas: robar a los retenidos para alimentar una guerra inexistente en vez de alimentar bien  los niños  y los vulnerables. Así, lo insinúa un informe del secretario general de la ONU, Antonio Guterres.

El informe presentado al Consejo de Seguridad, considera que la situación en el Sáhara se ha «deteriorado drásticamente» desde hace un año. En realidad, la situación ha empeorado en Tinduf donde la gente no tiene ni alimentos ni vacunas ni nada.

En cambio, en el Sáhara marroquí los ciudadanos están vacunados y viven de una manera mejor. La vida en las ciudades del sur es normal como cualquier otra ciudad marroquí. La guerra solo está en la mente de los líderes del Polisario. Así que las fantasías del separatismo no caben en mente sana.

 

El informe atribuye la degradación a que se reanudaron las hostilidades entre Marruecos y el movimiento separatista del Frente Polisario, y por cuenta de la pandemia del covid-19.

Los dos factores «han modificado considerablemente el entorno operativo de la Minurso (operación de la ONU formada por 235 observadores), limitando la capacidad de la misión para cumplir con su mandato», agrega en un documento aún no hecho público y obtenido el sábado por la AFP.

«Hago un llamado a las partes para que calmen la situación y cesen inmediatamente las hostilidades», invitó Guterres a Marruecos y al Frente Polisario.

En su informe, el jefe de Naciones Unidas recuerda que a mediados de noviembre de 2020 el Frente Polisario anunció, tras incidentes con Marruecos, que ya no se sentía comprometido con el alto el fuego, vigente desde 1991.

A finales de agosto, Argelia, que apoya al Polisario, rompió relaciones diplomáticas con Marruecos, en particular por las posiciones de este país sobre el Sáhara marroquí.

Los separatistas del Polisario piden un referendo de autodeterminación planeado por la ONU, mientras que Marruecos, que controla más de dos tercios de la excolonia española, propone un plan de autonomía bajo su soberanía.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.