Francia desata una ‘tensión’ injustificable con Marruecos

París molesta por el nuevo rol protagonista de Marruecos en África y por su coalición con EEUU Y Bretaña...

0

 

Rue20 Español /FEZ

Ismail El Khouaja

Marruecos y Francia les reúnen relaciones históricas y comerciales que sólo se pueden calificarse de privilegiadas. Sin embargo, como todos dos países las relaciones pueden conocer altibajos.

Marruecos, desde su regreso a la Unión Africana en 2017, ha trabado sólidas relaciones comerciales con varios países africanos, antes colonias de Francia como lo era también Marruecos, bajo el principio ganador-ganador.

Esta nueva dinámica trazada por el rey Mohammed VI ha sido vista con malos ojos por Francia. Los bancos y los megaproyectos marroquíes inaugurados en el continente africano llegaron a competir a los de Francia.

Otro dato más importante a destacar es la nueva coalición del Reino con los países anglófonos: Estados Unidos, Gran Bretaña, etc., así como reanudar las relaciones bilaterales con Israel.

Esta nueva alianza está dando al país magrebí una posición vanguardista en la escena internacional. Marruecos, desde la coronación del rey Mohammed VI, ha planeado diversificar sus socios.

La política de doble rasero adoptada por algunos países europeos cuando se tarta de la integridad territorial del Reino se acabó, sobre todo tras la crisis con España y Alemania.

Hoy Francia ha decido endurecer los requisitos necesarios para que un marroquí consiga un visado. Según Francia, «estos países (Marruecos, Argelia y Túnez) no aceptan recuperar a nacionales que Europa no quiere», declara Gabriel Attal, portavoz del gobierno francés.

La expresión «Que Europea no quiere» tiene un matiz racista. Decir que hay nacionales que no quiere Europea quiere decir que hay otros que Europa quiere: los migrantes que llevan a espalda la economía francesa bajo el supuesto de la política de integración.

La reacción oficial marroquí ha sido el rechazo total a la decisión francesa. Nasser Bourita, ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación Internacional, dijo claramente que «la decisión de Francia es injustificable».

Para Marruecos la decisión reducir los visados franceses emitidos a los marroquíes nada tiene con la realidad, ya que Marruecos siempre ha cooperado con  Francia en los asuntos relacionados con los menores marroquíes no acompañados o los inmigrantes marroquíes en Francia.

El ministro marroquí afirmó hoy que Rabat aceptó la repatriación de 400 inmigrantes marroquíes en Francia. Agregó también que el problema está en Francia por que Marruecos impuso dos condiciones: confirmar que se trata de un marroquí y presentar un certificado de PCR negativo.

Para Francia el PCR no es una obligación, por eso los posibles expulsados rechazan ser sometidos al análisis de PCR. Así que Marruecos no permite la entrada a su territorio sin los requisitos necesarios y adoptados dentro de la soberanía del Reino.

 

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.