Las razones de la agonía del español en Marruecos

0

 

Rue20 Español/ RABAT

Mouhcine El Fezazi

El español es la segunda lengua más hablada después del chino. Se estima que la hablan más de 585 millones de personas.

Tiene gran presencia en instituciones educativas y centros de investigación académica.

El número de hispanohablantes está en aumento cada día más, sobre todo tras la apertura de los centros de Cervantes que velan por promocionar la lengua y la cultura hispánicas, y en particular las españolas.

Pero, pese a que el español sigue creciendo cada día en número de hablantes en todo el mundo, por desgracia en Marruecos está en crisis.

Desde hace más de una década, asistimos al mayor retroceso de la lengua y la cultura española en Marruecos y del hispanismo en general.

Es más, está a punto de desaparecer de los centros educativos y universitarios. Porque muchos profesores de español no tienen clases por falta de alumnos, que prefieren el inglés al español.

Lo cual suscita polémica y causa mucho debate, porque España y Marruecos están unidos por la proximidad geográfica y los lazos históricos. Además, son socios privilegiados que mantienen vínculos de cooperación y colaboración en muchas materias: España es el segundo inversor extranjero en Marruecos, por detrás de Francia, con 125 millones de euros invertidos. Es decir, les acerca mucho más de lo que les separa.

Además España es el primer socio comercial de Marruecos desbancando a Francia desde 2013.

Cervantes de Casablanca

La crisis económica de 2008:
La pérdida de interés por el español coincidió con la crisis económica de 2008. España atravesaba sus peores momentos.

La Recesión económica fue sistémica: inflación, caída de bancos de inversión, pérdida de empleos, …etc.

La crisis financiera repercutió negativamente en el bienestar de la ciudadanía, y también en las ayudas que otorgaba el Gobierno para promocionar la lengua y la cultura españolas en Marruecos.

Entre estas, figuran las becas destinadas a la formación de los futuros profesores de español.

El Gobierno español canceló de un tiro los cursos de verano que se celebraban cada año en las universidades de Salamanca, Granada, … La consejería de Educación en Marruecos afirmó, en más de una vez, que el Gobierno español no podía cubrir los gastos de alojamiento, comida, pago de los salarios de los formadores por la crisis financiera.

Por otra parte, los profesores de español se quejan de los muros burocráticos que afrontan a la hora de solicitar visado, a diferencia de los profesores de francés e inglés o de alemán que reciben privilegios consulares en sus desplazamientos.

Las paradojas se reproducen, ya que el período permitido para permanecer en España es menos de un mes.

El proyecto de ley que fomenta el francés:
En Marruecos, el francés sigue siendo el idioma dominante: es el idioma de los negocios, del propio gobierno y de las élites. No solo los centros universitarios imparten sus clases en francés, sino que es requisito obligatorio para acceder a la mayoría de los empleos.

A mediados de julio de 2018, el Parlamento marroquí aprobó un proyecto de ley que instaura el uso del francés para enseñar materias científicas en lugar del árabe clásico.

La implantación del francés en las escuelas beneficia al “lobby francés”, todavía muy presente en las instituciones, porque sirve sus intereses económicos y políticos.

Pero, supone un duro golpe para el español que atraviesa sus peores momentos en Marruecos.

Favorecer el inglés en detrimento del español

El inglés es el lenguaje de la ciencia. El dominio del inglés es fundamental para acceder a los resultados de investigación, que se publican mayoritariamente en este idioma: el 95% de los artículos se publica en inglés.

Últimamente, el gobierno marroquí va haciendo una propaganda para que los alumnos elijen el inglés, en vez del español, como segunda lengua secundaria en los centros educativos. Dos razones pueden explicar esta propaganda:

Por un lado, Marruecos es un país más atractivo y prioritario en materia de inversión para países de habla inglesa (Estados Unidos, Reino Unido), además de China, gracias a su posición geográfica estratégica y su crecimiento económico fuerte. Además, representa una plataforma hacia África. Saber inglés es condición indispensable, para poder acceder a trabajar en estas empresas inversoras.

Por otro, en los últimos años, los países del golfo Pérsico se han convertido en destino preferido para emigrantes marroquíes. Para acceder al 70% de los puestos de trabajo en estos países de habla árabe se exige el perfecto dominio del inglés.

Amén de la preponderancia del inglés a nivel global, los países del golfo Pérsico comparten intereses económicos y de seguridad con Estados Unidos.

Falta de salidas profesionales:
La falta de salidas profesionales en Marruecos es otro motivo que desemboca en la decadencia del español.

Para muchos estudiantes, el español no tiene futuro en Marruecos, porque no ofrece salidas laborales en comparación con el inglés o el francés con más salidas de empleo.

Antes, las plazas de profesorado eran un refugio que absorbían las tasas elevadas del paro entre licenciados en Hispánicas.

Desde el año 2016, el Ministerio de Educación no volvió a lanzar oposiciones para ocupar puestos de español, por razones que desconocemos.

El paro entre los graduados universitarios en Hispánicas alcanza, actualmente, casi el 100%.

Eso explica el porqué el número de matriculaciones en las universidades cada vez es más catastrófico. Un ejemplo, que pone de relieve esta precaria situación del español, es la universidad Mohamed V de Rabat que tuvo que suspender la opción de Literatura Española durante el curso académico 2017/2018, por falta de alumnos.

Soluciones:

 Debe haber una voluntad política por parte de los dos gobiernos marroquí y español para resucitar el español.

 Las instituciones españolas, en materia cultural, deben celebrar encuentros entre profesores de Hispánicas e investigadores para abordar el problema de crisis del español.

 Resaltar el papel del Instituto Cervantes en promocionar la lengua y la cultura españolas.

 Debe haber incentivos por parte de las Consejerías de Educación y Cultura de la Embajada española: organizar formaciones para los profesores de español, resucitar las becas de verano, celebrar certámenes literarios para incentivar a escribir en español, …etc.

 Implicar a los hispanistas y marroquíes que escriben en español a encontrar soluciones.

 Buscar salidas profesionales para los licenciados en Hispánicas (debe haber un porcentaje de plazas en la Función Pública para titulados en Hispánicas, otorgar becas para seguir los estudios superiores en España, …).

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.