Sánchez quiere reunirse lo antes posible con Marruecos y da otro golpe al Polisario

0

 

Rue20 Español / FEZ

Ismail El Khouaja

Durante su comparecencia, ayer miércoles, en la cumbre de la ONU desde Nueva York, el presidente del Ejecutivo español, Pedro Sánchez, destacó que Marruecos y España están ante una “gran oportunidad” que va en línea con el discurso del rey Mohammed VI, que conmemoró el 68º aniversario de la Revolución del Rey y del Pueblo el 20 de agosto, cuando el monarca dio comienzo a la inauguración de una nueva etapa “inédita”.

Sánchez hizo alusión implícitamente al discurso del rey Mohammed VI que marcó un punto de inflexión y tuvo un gran impacto en España, ya que días más tarde empezaron los contactos entre los funcionarios de ambos países.

El jefe del ejecutivo destacó que su gobierno está esperando la formación del gobierno marroquí tras las elecciones generales del 8 de septiembre que dieron la victoria al partido Reagrupación Nacional de Independientes, para iniciar las negociaciones sobre diversos expedientes, y así retomar las relaciones bilaterales, cortadas tras la acogida de la ex ministra, Arancha González Laya, a un presunto genocida, Brahim Gali, sin previo aviso a Marruecos, tal como estipulan los acuerdos entre los dos países en materia de seguridad.

Sánchez ve que los dos países están llamados a construir la relación bilateral de manera “más sólida” y con “nuevos fundamentos”. “Estamos a la espera de poder celebrar esa importante reunión”, la RAN, agregó.

Por otra parte, Sánchez lanzó desde EEUU un golpe duro a Argelia y el Polisario cuando insistió en la «centralidad de Naciones Unidas» en la solución del conflicto del Sáhara. Todo esto, molestó a los pocos defensores del separatismo, ya que Sánchez no pronunció por cuatro años consecutivo la palabra «autodeterminación».

Sánchez reiteró la necesidad de solucionar el conflicto en el ‘marco de las disposiciones conformes a los principios y propósitos de la Carta de las Naciones Unidas’ para conseguir una solución «política, justa, duradera y mutuamente aceptable».

Es de señalar que el martes pasado, el jefe de la diplomacia marroquí, Nasser Bourita, mantuvo una conversación telefónica con su homólogo español, José Manuel Albares, donde acordaron «mantener una reunión en persona, próximamente», según informó el Ministerio de Exteriores español.

Se espera en este encuentro que los dos ministros negocien varios expedientes pendientes, así como preparar la Reunión de Alto Nivel aplazada sin die desde diciembre pasado.

Todo apunta que la nueva etapa inédita toca su comienzo, hace falta sólo la formación definitiva el nuevo gobierno formado por el trío gubernamental: Reagrupación Nacional de Independientes (RNI, Autenticidad y Modernidad (PAM) e Istiqlal (PI), para entrar en las negociaciones diplomáticas y así acabar con una historia mal jugada.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.