Marruecos. Una Oposición multicolor liderada por los socialistas

Partidos que no tenían la costumbre de estar en la Oposición o la olvidaron tras años en los ministerios

0

 

Rue20 Español/ FEZ

Ismail El Khouaja

Los resultados finales de las elecciones del 8 de septiembre han cambiado la faceta del panorama político marroquí.

Por primera vez en la historia gubernamental del Reino, los analistas han puesto en discusión el tema de la formación de la Oposición más que de la Mayoría.

Tras 20 días de especulaciones, después del anuncio de los resultados finales por parte del Ministerio del Interior, hoy miércoles, se ha hecho oficial la nueva Oposición que, por primera vez en la historia política del Reino, será formada por 5 partidos: la Unión Socialista de Fuerzas Populares (USFP), Movimiento Popular (MP), Unión Constitucional (UC), Progreso y Desarrollo (PPS), Justicia y Desarrollo (PJD) y Partido Socialista Unificado (PSU).

La Oposición, aunque tiene ahora más credenciales legislativas que antes, era vista como un infierno y tumba para algunos partidos que pasaron siglos sin llegar a la presidencia del gobierno. Todos los partidos aspiraban formar parte del gobierno.

El primer partido que declaró pasar a la Oposición, por no tener otra opción, fue el Partido Justicia y Desarrollo (PJD) cuyo resultado catastrófico (13 escaños) no le permite ni siquiera formar un grupo parlamentario. El líder del partido, Saad Eddine El Othmani, declaró en el Consejo Nacional, así como en el mismo día del anunció de los resultados finales, que hubo fraudes en las elecciones calificándola como “un retroceso democrático”, a pesar de que los observadores tanto nacionales como internacionales subrayaron el proceso democrático en el que pasaron las tres elecciones legislativas, regionales y comunales organizadas en un mismo día y en plena pandemia.

El segundo partido que optó poorla Oposición fue el PPS cuyo líder, Nabil Benabdellah, sufrió una derrota en el distrito donde fue candidato. Benabdellah entendió el mensaje y, a pesar de un relativo aumento a nivel de escaños obtenidos (22 escaños) en comparación con las últimas legislativas (12), decidió liderar la Oposición, sacando provecho de la debacle de los islamistas.

Sin embargo, el anuncio, hoy miércoles, de la nueva mayoría por el nuevo jefe del ejecutivo, Aziz Akhannouch, ha acabado con las dudas de si la Unión Socialista de Fuerzas Populares (USFP) participase o no en el gobierno. De este modo, las expectativas del líder del PPS pronto se vieron truncadas.

Los partidos MP (28 escaños) y UC (18) siguen en estado de choque al ver cómo el antiguo aliado (RNI) decidió formar gobierno con el PAM y el PI y darles la espalda. A lo largo de la historia política del Reino, los MP y UC han sido un pilar y comodín para la formación de los gobiernos. Los dos no están acostumbrados a ejercer la Oposición, sino a la mayoría. El silencio de sus lideres se explica por no haber digerido aun el nuevo mapa político.

La Oposición será reforzada también, a pesar su único escaño, con el PSU, cuyo líder, Nabila Mounib tiene una fuerza opositora tremenda. Mounib también fue de los primeros que declararon que la posición natural de su partido es la Oposición.

Todos estos partidos apenas han cosechado 126 del total de los 395 escaños, en comparación con los 269 que arrasó el trío gubernamental formado por el partido ganador Reagrupación Nacional de Independientes (RNI), Autenticidad y Modernidad (PAM) e Istiqlal (PI).

Las estadísticas corroboran que la Oposición va a sudar la gota gorda por el número de escaños obtenidos, pero si los partidos de corte izquierdista, como lo son la USFP, PPS, PSU, formarán un nuevo polo, esto podría generar esperanzas respecto a revivir una alianza izquierdista en el país y ejercer una Oposición institucional y parlamentaria fuerte.

A los islamistas del PJD, técnicamente no van a ejercer un gran peso en la Oposición porque sus 13 escaños no le permitirán ni formar un grupo parlamentario, a menos si recurren a sus salidas mediáticas, sobre todo si en el congreso extraordinario del próximo octubre se elegirá a su ex líder Abdelilah Benkiran como nuevo secretario general.

El partido que va a liderar la Oposición no es otro que la USFP. El primer secretario del partido, Idris Lachgar, ha sido el único que hoy mismo empezó en ejercer la Oposición.

En declaraciones a la prensa, Lachgar declaró que su partido pasó décadas en la Oposición y está dispuesto a ejercer una Oposición fuerte que controlará al que calificó como “el trío arrasador” (RNI, PAM y PI).

El líder de USEP, Idris Lachgar, está obligado entonces a fichar a los islamistas, comunistas, MP y UC para empezar a esta nueva etapa política en el Reino.

Como dice el refrán “no hay mal que por bien no venga”. La USFP está en una etapa crucial en su historia. Tiene encomendada la tarea de ser la voz del pueblo tal como fue en sus buenos tiempos cuando era una potencia política que sacudía el país. La Oposición puede ser una oportunidad clave para regenerar el partido y volver con fuerza en las próximas legislativas de 2016.

Capítulo 10 de la Constitución

La constitución garantiza a la oposición parlamentaria una posición que le otorga derechos que le permitirían llevar a cabo plenamente sus tareas en el trabajo parlamentario y en la vida política.

La constitución garantiza, en particular, a la oposición los siguientes derechos:

– Libertad de opinión, expresión y reunión.

– Un buen tiempo en los medios públicos acorde a su representación.

– Benefíciese de la financiación pública de acuerdo con los requisitos de la ley.

– Participación activa en el proceso legislativo, especialmente mediante el registro de propuestas de ley en la agenda de ambas Cámaras del Parlamento.

– Participación activa en el seguimiento del trabajo del gobierno, especialmente a través de peticiones de supervisión, rendición de cuentas del gobierno, preguntas orales dirigidas al gobierno y comités parlamentarios de investigación.

– Contribuir a la nominación de candidatos y la elección de miembros de la Corte Constitucional.

– Representación adecuada en las actividades internas de las Cámaras del Parlamento.

– Presidir la comisión encargada de legislación en la Cámara de Representantes.

– Disponibilidad de los medios adecuados para promover sus funciones institucionales.

– Participación activa en la diplomacia parlamentaria para defender las causas justas de la patria y sus intereses vitales.

– Contribuir a la formación y representación de los ciudadanos, a través de los partidos constituyentes, de acuerdo con lo dispuesto en el Capítulo 7 la esta Constitución.

– Ejercer el poder mediante la alternancia democrática, a nivel local, regional y nacional, en el ámbito de lo dispuesto en la Constitución. Los grupos de oposición deben contribuir al trabajo parlamentario de manera eficaz y constructiva. Las modalidades para el ejercicio de estos derechos por parte de los grupos de oposición, en su caso, se determinarán mediante estatutos o estatutos o en virtud del reglamento de cada Cámara.

Así, el socialista Idris Lachgar, secretario general de la USFP, está obligado a ser el patrón de los huérfanos del nuevo escenario política inédito en Marruecos. El patrón de la Oposición tiene que unir a sus pupilos de distintas ideologías para tener una voz fuerte en la Oposición.

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.