Marruecos, un inversor potente en África en todos los sectores 

0

 

Rue20 en español / Mequínez

Mohamed Charbi

Durante los últimos años, el continente africano ha conocido un crecimiento económico muy considerable.

Varias potencias y empresas internacionales están presentes en África, cosa que le ha permitido convertirse en un polo mundial de gran envergadura.

Por estos motivos antes mencionados, entre otros, Marruecos está dirigiendo sus esfuerzos hacia África.

En el año 2020, Marruecos ocupó el segundo puesto como uno de los mejores países para invertir en África, según el informe “Dónde invertir en África”, elaborado por el holding sudafricano Rand Merchant Bank.

A nivel comercial, en apenas 15 años (1999-2014) Marruecos pudo lograr un crecimiento anual constante del 14,7 % con África Subsahariana.

Las inversiones marroquíes en África reflejan notablemente el esfuerzo desplegado por Rabat con el propósito de conseguir buenos resultados en esta materia.

Las cifras hablan por sí solas: entre 2009 y 2019, las inversiones directas marroquíes que se realizaron en África aumentaron en medio de 8,3% cada año, pasando así de 3 mil millones de dírhams en 2009 a 6,8 mil millones en 2019, según señaló Mondafrique, lo que ha convertido a Marruecos en uno de los mayores inversores africanos.

Los inversores marroquíes invirtieron en África cerca de 60% de las inversiones directas extranjeras (IDE) durante la última década, según las estadísticas de la Dirección de estudios y previsiones financieras (DEPF), dependiente del ministerio de Economía y Finanzas.

Las inversiones que está llevando a cabo Marruecos en África tienen que ver principalmente con los sectores clave con un alto valor añadido como la banca, las telecomunicaciones o sectores industriales.

Estos sectores registraron en 2019 cerca de un 74% de las inversiones marroquíes inyectadas en el continente africano, según indicó la DEPF.

En cuanto al sector bancario, se considera como el principal receptor de la inversión marroquí.

En 2013, Attijariwafa y el Banque Centrale Populaire (BCP) – los más importantes grupos bancarios marroquíes – se sumaron al ranking de las 10 principales instituciones financieras de África.

En lo que se refiere a las telecomunicaciones, se puede mencionar Maroc Telecom, que es la principal empresa marroquí del sector que ha conseguido extenderse por otros países africanos y adquirir participaciones en otros operadores nacionales.

En el sector industrial, hay que mencionar el caso de la Oficina Cherifiana de Fosfatos (OCP), empresa estatal marroquí líder a nivel mundial con acceso exclusivo a la explotación y comercialización del 70 % de las reservas de fosfatos mundiales.

A propósito, en el año 2017 la empresa marroquí OCP se clasificó como el quinto mayor inversor en África, según el African Economic Outlook.

En resumen, Marruecos va dando pasos muy firmes para poder convertirse en una poderosa potencia regional dentro del continente africano que cada vez se muestra más activo y con más peso específico e interés a escala global.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.