Polisario. Un modelo de fracaso como movimiento separatista violento

0

Rue20 en español/ FEZ

Ismail El Khouaja

En el marco del abordaje de la cuestión del Sáhara marroquí por la sociedad civil, el Grupo Internacional de Apoyo a la Paz y la Reunificación Saharaui organizó ayer domingo una asamblea telemática con la participación de personalidades de diferentes partes del mundo.

El objetivo de la organización de esta asamblea fue recabar información e intercambiar ideas y opiniones antes de celebrar la Asamblea General prevista en Málaga en el septiembre próximo para toma de decisiones, después de más de tres años de un intenso trabajo por parte de los integrantes del grupo.

La moderación y presentación de la Asamblea telemática corrió a cargo del politólogo español Pedro Ignacio Altamirano.

También asistieron como ponentes el ex fundador del ficticio Frente Polisario, Bachir Edkhil, la activista sindical marroquí, Iman El Akel, el académico ruso y miembro fundador del grupo, Dmitry Khaydorov, el diputado de PLN costarriqueño, David Gouzong Cerdas, entre otros.

La mayoría de los oponentes han abordado el tema del Sáhara marroquí partiendo de un estudio histórico.

Iman El Akel expuso el mapa de Marruecos antes de la colonización española, dando un salto histórico que llegó hasta una fecha clave para entender la realidad histórica marroquí: 1631 cuando Mulay Ali Chrif se convirtió en sultán de Tafilalt.

El diputado costarriqueño saludó la iniciativa del grupo, invitando a la lectura del “Convenio 169 de la OIT sobre Pueblos Indígenas y Tribales em Países Independientes” para conocer a fondo las problemáticas de las tribus a nivel internacional.

El que más se adueñó de la palabra fue el ex fundador del Frente Polisario, Bachir Edkhil, por su perfecto dominio del conflicto, primero porque lo ha vivido y fue testigo de la creación de este frente separatista.

Empezó subrayando verdades históricas que aún permanecen silenciadas por los medios de comunicación españoles, subrayando que “no hay que pedir de España algo que no domina”.

Dkhil subrayó una idea muy importante que es la reunificación no solo del pueblo saharaui sino de todo el Magreb, señalando la fuerza que supondrá esta tarea que sin lugar a dudas marcará un antes y después en la historia de la región.

Dmitry Khaydorov, miembro fundador del grupo, manifestó que se trata de “una oportunidad para escuchar a las personas muy conocedoras del tema muy  para ‘descubrir la verdad’”.

Agregó que “esta línea de comunicación es muy importante para ampliar puntos de vista, con base de opiniones locales”.

Por su parte, el portugués Antonio de Almeida declaró que se trata de “un encuentro importante para dar voz a la sociedad civil saharaui.

Las conclusiones son las mismas que las de la primera reunión: Lo importante en este momento es acabar con el conflicto que tiene más de 40 años y no ha aportado nada de positivo al pueblo saharaui; Lo importante, a seguir, no es qué himno o que bandera regla sobre el pueblo saharaui, porque será siempre saharaui, sino cómo lograr la Paz, la Prosperidad y la Democracia; por último, es necesario desarrollar un plan para la urgente reunificación del pueblo saharaui y para la liberación de aproximadamente una cuarta parte del pueblo saharaui, que se encuentra, rehén de este conflicto, en Tinduf”.

Las demás intervenciones caminaron en el mismo destino de lo que es la necesidad urgente de buscar una solución para el pueblo saharaui que vive en condiciones infrahumanas en los campamentos de Tinduf.

Lo que caracterizó la Asamblea telemática de principio a fin fue prevalecer la voz de la paz por encima del de la guerra.

Todos los ponentes se han puesto de acuerdo en que la guerra no lleva a ningún puerto, y que la solución está en la paz; y la paz está «dentro de Marruecos y no fuera», tal como subrayó el ponente saharaui Barikallah.

La Asamblea contó también con la presencia de periodistas que al final de la sesión plantearon sus preguntas a los oponentes.

“En los últimos años ha quedado muy claro que el Polisario nunca ha sido ni es representante de los saharauis. ¿Estamos viviendo la decadencia del separatismo?” fue la pregunta que hemos planteado desde nuestro digital «Rue20 en español».
Como respuesta, el presidente de la sesión el politólogo Pedro Ignacio Altamirano comenta: «De separatismo es casi imposible, siempre habrá movimientos separatistas de un modo u otro, lo que es el fin de los medios violentos como negociación. El polisario es el ejemplo del fracaso como movimiento separatista violento. En España la banda terrorista ETA dejo las armas y hoy lucha por sus ideas desde La Paz y la democracia. El Polisario debería seguir el ejemplo de ETA, abandonar las armas y usar la democracia como arma para dialogar».

Tras finalizar la participación de las personalidades invitadas a nivel informativo, la ejecutiva del grupo llego a los siguientes acuerdos previos a la convocatoria de la asamblea de Málaga:

• Solicitar una reunión con Michelle Bachelet, Alta Comisionada de las ONU para los Derechos Humanos, para poner en su conocimiento la utilización por parte del Frente Polisario, de niños para el entrenamiento militar y terrorista. Asimismo denunciar las nefastas condiciones humanitarias en las que viven las personas allí retenidas.

• Exigir al Frente Polisario un inmediato alto el fuego, deje la lucha armada y se siente a negociar la opción de la autonomía como única vía realista y democrática para el Sáhara Occidental.

• Pedir a las autoridades políticas y militares de Argelia deje de dar refugio y apoyo militar al Polisario, y apoye de forma decidida el dialogo por la paz, la reconciliación y la reunificación territorial del Reino de Marruecos.

• Exigir al Frente Polisario y Argelia, abran un corredor humanitario para que los que quieran regresar al Sáhara Occidental a sus casas con sus familias, puedan hacerlo de forma libre y sin represalias, bajo supervisión del Grupo Internacional y la Minurso.

• Exigir se permita llegar a los campamentos de Tinduf al sur de Argelia, la ayuda humanitaria necesaria y la vacunación contra el COVID-19 a la población que aún quedan allí retenida, mientras no se les permita salir en libertad al Sáhara Occidental.

• Realizar un nuevo encuentro con responsables saharauis en El Aaiún, Dakhla y Esmara previo a la asamblea general de Málaga. Nadie va a quedar sin ser escuchado.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.