La vuelta de La embajadora marroquí en Madrid sigue sin fecha

0

Rue20 en español / Mequínez

Mohamed Charbi

El silencio sigue reinando en las relaciones bilaterales entre Marruecos y España. La crisis diplomática entre ambos países se ha puesto en modo silencioso desde la entrada clandestina y venenosa de Ibrahim Gali, el presunto líder del Frente Polisario, en un hospital de la ciudad española de Logroño.

Muchos políticos y ciudadanos de ambos lados están esperando impacientemente para saber cómo y cuándo va a terminar el último episodio de la crisis hispano-marroquí.

Dicha crisis va dejando tras sí una serie de consecuencias muy horribles a nivel social, económico, político,…

Con el nombramiento del nuevo ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, empezamos a ver una luz al final del túnel Rabat-Madrid.

Después de la destitución de Arancha González Laya, ex ministra de Exteriores, España ha comenzado a usar un nuevo discurso que invita, aunque de manera indirecta, al diálogo, la amistad, el respeto, la reconciliación, etc.

Grosso modo, el anterior Ministerio de Exteriores de Laya es totalmente diferente al Ministerio de Exteriores actual dirigido por José Manuel Albares.

Sin embargo, la embajadora marroquí en España, Karima Benyaich, todavía no ha regresado a Madrid, lo que quiere decir que la crisis diplomática entre Rabat y Madrid aún no se ha resuelto definitivamente.

Marruecos no se plantea de momento la vuelta a Madrid de Karima Benyaich, según han informado fuentes diplomáticas marroquíes fidedignas al diario español La Razón.

Antes de la vuelta de Benyaich se deben tratar varios asuntos y formular aclaraciones acerca del problema que suscitó la actual crisis diplomática, a saber, la acogida del jefe del Frente Polisario para ser tratado de coronavirus en un hospital de Logroño, bajo una identidad falsa.

Del mismo modo, las mismas fuentes han señalado que la cumbre entre Marruecos y España, varias veces aplazada, no tiene aún fecha determinada.

Rabat va a poner encima de la mesa muchos asuntos pendientes dentro del proceso de normalización de las relaciones diplomáticas que “va para largo”.

En realidad, el nombramiento del nuevo ministro de Asuntos Exteriores ha sido acogido favorablemente en Rabat así como las últimas declaraciones del presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, que insisten en la necesidad de poner punto final a la crisis diplomática de manera urgente.

“Pero faltas otras cosas que hay que discutir, posiblemente en conversaciones discretas y está el tratado de pesca, un asunto realmente relevante”, según las fuentes diplomáticas de Marruecos.

El acuerdo de pesca con la Unión Europea afecta a 92 barcos españoles que faenan en aguas marroquíes.

Dicho tratado, que expira el próximo año, empezará a ser negociado a finales de agosto o primeros del mes de septiembre.

Cabe recordar que Karima Benyaich abandonó España justo después de que la ex ministra de Exteriores Laya la llamara a consultas urgentes a su departamento a mediados del pasado mes de mayo.

Benyaich dijo entonces, en referencia a la acogida de Gali, que hay actos que tienen consecuencias, “y se tienen que asumir”, añadiendo que las relaciones entre países vecinos y amigos se tienen que basar en “la confianza mutua, que se tiene que trabajar y nutrir”.

A día de hoy, España sigue mandando señales positivas hacia una reconciliación que probablemente esté a la vuelta de la esquina.

Sin lugar a dudas, a la luz de estas señales positivas transmitidas por el Gobierno español, la crisis diplomática entre Marruecos y España puede desaparecer en cualquier momento sin saber ni cómo ni cuándo.

La crisis sigue afectando a varias personas. De ahí que esperemos y deseemos que dicha reconciliación entre los dos vecinos llegue pronto, y sin demora.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.