Argelia manipula la realidad con llamar a consultas a su embajador en Rabat

0

Rue20 en español/ FEZ

 

Argelia sigue manipulando la realidad. Los militares apoyar en el separatismo en Marruecos, pero rechazan cualquier mención y aviso al peligro del separatismo en la misma Argelia.

Marruecos estaba y está siempre en contra del separatismo en cualquier parte del mundo. Rabat nunca ha apoyado el separatismo ni en Argelia ni en España. La soberanía y la integridad son uno de los pilares del Reino marroquí.

 

Cuando Argelia llama a su embajador en Rabat, Abdelhamid Abdaoui, a consultas respecto a las declaraciones del embajador marroquí permanente ante Naciones Unidas, Omar Hilale, solo intenta no responder a las verdaderas preguntas de Marruecos.

Hilale no apoyo el separatismo, sino avisó de la amenaza del separatismo en la misma Argelia. No se puede apoyar algo muy malo fuera de casa e intentar, asimismo, rechazarlo dentro de la casa.

A raíz de las tensiones abiertas tras las declaraciones de Omar Hilale en las que pidió un supuesto derecho de autodeterminación para la región de la Cabilia argelina, hoy el Ministerio de Relaciones Exteriores de Argelia, en un comunicado, afirmó que Argelia espera »la urgencia de aclarar la posición final del Reino de Marruecos sobre la situación extremadamente peligrosa causada por las declaraciones rechazadas a su embajador en Nueva York.»

Rabat todavía mantiene el silencio y no emitió ningún juicio al respecto considerando que se trata de un asunto por el cual no es necesario responder a la petición argelina.

En el comunicado, Argelia no descarta tomar otras medidas, como la expulsión del embajador o la ruptura de relaciones, según evolucione el asunto.

Así, Argelia trata de manipular el derecho internacional y manipular la realidad.

Argelia, que paradójicamente manipula las leyes del Derecho Internacional apoyando el independentismo en Marruecos con todos los medios que la tierra le obsequia (petróleo y gas) y prohibiéndolo en su propio territorio, vive dos días de incertidumbre, de manera que los teléfonos del palacio Merdaya se echaron humo para ver lo que so podría hacer ante estas no acostumbradas declaraciones por parte de Marruecos.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.