Los parlamentarios fantasmas. La otra cara del senado marroquí

0

Rue20 en español / Rabat

Terminada la legislatura parlamentaria, el presidente de la Cámara de Consejeros, Hakim Benchamach, criticó claramente la ausencia de los parlamentarios, ya que solo la mitad asiste a las sesiones legislativas y de preguntas orales.

Esta ausencia injustificable se ha convertido en un fenómeno marroquí por excelencia.

A pesar del resultado positivo, cuantitativa y cualitativamente de la Cámara de Consejeros durante la legislatura (2015-2021), la Cámara sufría el problema de la ausencia de la mayoría de sus miembros, ya sea en las sesiones dedicadas a la legislación o aquellas dedicadas a controlar la labor del gobierno. El presidente de la cámara criticó con franqueza este fenómeno que daña la reputación de la institución.

Hakim Benchamach expresó su enfado por la creciente frecuencia de ausencias de los miembros de la cámara, la mayoría de los cuales no asistieron a las sesiones legislativas y de control durante el mandato que concluyó hoy juevez.

Al concluir el mandato legislativo (2015-2021), Benchamach dijo que en los últimos seis años no hemos podido asegurar un nivel razonable de asistencia de los miembros de la cámara en todo su trabajo, a pesar de las capacidades que brinda la oficina para todos los miembros, en cuanto a las áreas de transporte y alojamiento.

Agregó que el asunto se agravó con la propagación de la pandemia Covid-19, que algunos consideran como una justificación de la inasistencia, aunque las medidas cautelares que se habían adoptado durante el período de aplicación de la cuarentena fueron revisadas posteriormente con el desarrollo de la situación epidemiológica.

Benchamas admitió que un grupo de concejales, que son minoría, no ingresaron a la sede del cámara excepto por motivo de la apertura de los años legislativos o con el propósito de satisfacer sus intereses administrativos personales.

Benchamas reveló que los primeros cuatros años legislativos, que precedieron al anuncio del estado de emergencia sanitaria, registraron una tasa de asistencia de los miembros de la Cámara de consejeros que oscilaba solamente entre el 49 y el 56 por ciento.

Tras levantar las restricciones del estado de emergencia sanitaria, se registró durante la sesión actual una tasa de asistencia que no supera los 37 miembros de un total de 120 miembros que cuenta la cámara. Pero es de destacar que, durante la remisión de las leyes electorales al Parlamento, el número de miembros de la Cámara de Consejeros aumentó a 101, lo que significa que la atención de estos parlamentarios se limita al tema electoral, es decir, se limita a sus propios intereses.

Por otro lado, Benchamas elogió a todos los miembros de la cámara que mostraron un espíritu de responsabilidad y demostraron una gran disciplina al asistir y contribuir a todo el trabajo de la institución y sus órganos.

En el mismo contexto, Benchamash criticó la ausencia de ministros en las sesiones de control de gobierno.

Dijo que la asistencia de los ministros en las sesiones de preguntas orales que se realizan cada semana, no estuvo a la altura de las expectativas deseadas.

Benchamas dijo que la tasa más alta de ministros que expresaron su disposición a asistir a las sesiones de preguntas orales en los últimos seis años fue del 56 por ciento, y la más baja alcanzó el 36 por ciento.

En muchos casos, esta situación ha llevado al aplazamiento de la discusión de temas importantes y actuales, o incluso a que algunos componentes de la cámara planteen sus preguntas sin la presencia de los ministros interesados.

Durante la sesión de primavera, la Cámara de Consejeros aprobó 50 textos legislativos, y durante la sesión extraordinaria del pasado mes de marzo, aprobó 9 proyectos de ley.

A nivel de control al gobierno, la cámara de consejeros celebró, durante este período 2015-2021, un total de 383 sesiones plenarias, y el número de preguntas orales realizadas por los miembros de la cámara durante la presente legislatura fue de 7.035 preguntas orales, de las cuales 2.603 Se programaron durante las sesiones semanales, y el número de preguntas escritas planteadas fue de 4.608, con 2.578 contestadas.

De ellas, la tasa de respuesta es de alrededor del 56 por ciento, que es un porcentaje modesto.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.