Beyuki: El nombramiento de un nuevo Ministro no es suficiente para resolver este conflicto entre Marruecos y España (Entrevista)

0

Rue20 español / Casablanca

Toufiq Slimani

Abdelhamid Beyuki nació en Tetuán (Marruecos). En 1984 abandonó su país hacia España por motivos políticos. En Madrid se convirtió en un gran defensor de los derechos de los inmigrantes. Es ex presidente de ATIME (Asociación de Trabajadores Inmigrantes Marroquíes en España).
Licenciado en Derecho y articulista en revistas y periódicos, Beyuki ha publicado varios ensayos obras literarias. También tiene muchos artículos publicados en revistas y diarios españoles como “El País”. Escribe tanto en árabe como en español. Además de intelectual y novelista, es uno de los grandes analistas especialistas en los asuntos hispano-marroquíes. En esta charla afirma que Marruecos y España están condenados a entenderse, pero bajo nuevas condiciones y en concordia con la nueva dinámica regional e internacional. Concluye que lo que une a los dos países es más de lo que los separa.

 

1- El presidente del Gobierno Español, Pedro Sánchez, ha llevado a cabo esta mañana una importante remodelación de gobierno. Nueve nuevos ministros y salidas de ministros de peso. ¿Estamos ante un cambio radical tanto del gobierno como de políticas o un simple retoque gubernamental?

Es una remodelación profunda del gobierno de Pedro Sánchez, en realidad se esperaba una remodelación de gobierno y se barajaban desde semanas la salida de algunos ministros, entre ellos la ministra de AAEE Arancha González, lo sorprendente es el adelanto  de la fecha y la envergadura de cambio de carteras ministeriales que conllevó la salida de la vicepresidenta primera Carmen Calvo Y el Ministro José Ábalos  y a la vez secretario de organización del PSOE. No cabe duda que no es un retoque, se trata a mi juicio de un cambio necesario para afrontar los nuevos retos del actual gobierno, entre otros la situación en Cataluña, la crisis sanitaria y económica, y por supuesto  las relaciones con el Reino de marruecos.

2-¿Crees que la salida de Laya fue por la crisis desatada con Marruecos?

Yo creo que La ministra de AAEE saliente a quedado totalmente tocada cuando Marruecos rompió todo tipo de contactos con ella, el desmentir del Ministro marroquí de AAEE a las declaraciones de la ministra de mantener contactos discretos para desactivar la crisis entre ambos países ha sido sentencial. Es verdad que la Ministra Arancha González no ha sido la única responsable de esta crisis sin precedentes entre los dos Reinos, se sabía de la mano del entonces hombre fuerte de Moncloa Iván Redondo, y precisamente de sus desencuentros con el entonces asesor de exteriores en el palacio de Moncloa, y que acabó con la salida de este último nombrandole embajador de España en Francia, ganando así el pulso el entonces jefe de gabinete de Pedro Sánchez. La salida hoy de la Ministra Lara, y de Iván Redondo, y el nombramiento  precisamente de José Manuel Albares Ministro de AAEE significa sin duda que el gobierno opta por un cambio profundo de su política Exterior y especialmente con Marruecos, y el nombramiento de Oscar López que proviene del equipo de Zapatero como nuevo jefe del gabinete del presidente confirma este posible cambio de rumbo.

3- ¿Podrá José Manuel Albares subsanar los errores de Laya respecto a Marruecos?

A mi juicio, el nombramiento de un nuevo Ministro por muy bueno y muy amigo de Marruecos no es suficiente para resolver este conflicto, sobre todo este último, y precisamente por los cambios geopolíticos que España no quiere reconocer. Hace falta cambio de políticas y replanteamiento de los temas claves en las relaciones bilaterales y con la UE, y la resistencia a estos cambios la tiene Pedro Sánchez en su propio gobierno de coalición – Por cierto, los ministros de Podemos no han sido tocados en esta remodelación de gobierno – .
Queda por ver si el nuevo Ministro y el nuevo núcleo duro del equipo de Sánchez es capaz de modificar gradualmente sus posturas sobre los temas que reclama Marruecos. De momento parece que Pedro Sánchez ha escuchado la voz y los consejos de ciertos líderes de su partido favorables a estos cambios, y ha optado en los puestos claves por un perfil político en vez del tecnócrata, falta por ver el alcance del movimiento de fichas. Sin duda en este tema tan delicado, la pelota está en el tejado de Sánchez.

4- Albares tendrá una misión difícil. Marruecos pide a España la revisión de su postura acerca del Sahara.  Pero España sigue aferrada a su postura de siempre. ¿Habrá concesiones o mediaciones?

No se trata a mi juicio de ceder ni de conceder por ambas partes, se trata de volver a plantear todos los elementos que sostienen las relaciones bilaterales, desde la inmigración, la seguridad, la lucha contra el crimen organizado y el terrorismo, y por supuesto el Sahara. Marruecos no quiere imponer su posición, o al menos así lo manifestó su Ministro de Exteriores varias veces durante esta crisis, pero no acepta tratarla como pieza separada, y aquí donde creo que España se estanca presionada en parte por sus socios de gobierno.

5- La salida de Iván Redondo, director de gabinete del presidente del Gobierno, su sustitución por Óscar López, facilita la tarea de Albares hacia Marruecos o estamos viviendo la vuelta de los políticos a mandar en vez de los tecnócratas.  

Yo creo que la salida de Iván Redondo y de Laya y otros es una señal clara de cambio en la política exterior, efectivamente es una apuesta por el perfil político, o lo que consideran algunos analistas españoles como la vuelta a Ferraz(La sede del PSOE) o sea contar con políticos curtidos y capaces de manejar asuntos tan delicados como las relaciones con Marruecos, y que los tecnócratas han demostrado su fracaso.

6- Mientras sigan los problemas pendientes desde siglos y décadas, habrá otras crisis. ¿Estamos condenados a la tensión y a la distensión?

Desde luego ambos países son consientes de la necesidad de convivir y colaborar, y en definitiva entenderse, y ambos son consciente de que hay algunos elementos de difícil abordar y resolver, y muchos elementos de fácil entendimiento y beneficio mutuo, se trata sin duda de la capacidad de ambas diplomacias y especialmente la Española de superar lo poco que nos separa a favor de lo mucho que nos une, de entender que hay cambios profundos en esta región y en Marruecos que obligan cambio de política.. en este sentido y de forma bidireccional si están condenados a entenderse, lo contrario seria catastrófico para ambos.

7- ¿Se necesita más que nunca la mediación de las casas reales o resulta difícil por la naturaleza del gobierno de coalición? 

Creo que es temprano hablar de una intervención de la casa Real Española y no mediación ya que el Rey es el jefe de Estado y no puede actuar como mediador en un conflicto donde su país es parte, y si hay alguna intervención del monarca Español, será al principio de la manera más discreta posible, en cambio si puede haber intervención y toma de contacto – también discreta- de algunos líderes del propio partido socialista de reconocido prestigio y muy respetados en Marruecos.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.