Marruecos y México. Una asociación constructiva en marcha

0

Rue20 en español / FEZ

Ismail El Khouaja
Marruecos y México trabajan por una asociación en camino de desarrollo. En una entrevista concedida al canal mexicano “Adn40”, el embajador de Marruecos en México, Abdelfattah Lebbar, planteó varias cuestiones a discutir, valorando las privilegiadas relaciones que unen ambos países y deseando trabajar más de cara al futuro para fortalecer estos lazos históricos.

El diplomático marroquí empezó recordando de la Fiesta del Trona, que se celebrará en los próximos días, y su papel en la unidad del reino alauí y el pueblo marroquí: “La Fiesta del Trono representa un momento fuerte de la vida del Reino, y está profundamente arraigada en el corazón de todos los marroquíes.

La conmemoración de esta fiesta nacional es una oportunidad para reiterar la relación de fidelidad inalienable de los lazos de lealtad recíproca entre el trono alauí y el pueblo marroquí”.

Destacó también que “la monarquía marroquí es una de las más antiguas del mundo y constituye el punto de convergencia de la dinámica de un país decidido a seguir avanzando entre la tradición y la modernidad.

El 30 de julio encarna el espíritu fundador de la estabilidad de Marruecos, su historia, su unidad y su desarrollo. Es una gloriosa celebración de los símbolos entre el trono y el pueblo marroquí en su marcha hacia el futuro”.

El embajador valoró la relación amistosa de Marruecos con México, pidiendo trabajar más en su desarrollo: “Marruecos y México siempre han tenido relaciones bilaterales privilegiadas. Hoy más que nunca existe una gran voluntad de estrechar nuestra relación tanto bilateral y económica como cultural.

La relación es muy amistosa entre ambos países, sin embargo, la potencialidad de esta relación todavía no está suficientemente explotada por ambas partes. Hay mucho por hacer, sobre todo, hay que avanzar en el conocimiento de pueblos tan parecidos como lo son el pueblo marroquí y el pueblo mexicano”.

Preguntado por las fortalezas económicas y la estabilidad política que cada día conoce Marruecos, el diplomático recalcó que “Marruecos es una de las economías más importantes en la dinámica de África. Esto es gracias a la atractividad de nuestro país y las reformas económicas y sociales iniciadas por Su Majestad el Rey Mohammed VI desde su entronización.

Marruecos se ha convertido en un polo de atracción para la inversión extranjera por su sostenibilidad económica y una gran estabilidad política que lo predisponen para convertirse en socio estratégico, serio y creíble para la región Latinoamérica”.

Añade que “la industria automotriz y aeronáutica se han convertido en el principal sector de la exportación de mi país, rebasando incluso las exportaciones clásicas de nuestro país que son el fosfato, las fertilizantes, y los productos para la agricultura.

En resumen, puedo comentar que Marruecos hoy tiene una economía capaz de enfrentar los desafíos de este siglo gracias a su estabilidad política, una mano de obra calificada, incentivos a la inversión extranjera y una posición geográfica privilegiada. No hay que olvidar que somos a 12 kilómetros de Europa”.

Sobre si hay oportunidades para los inversores mexicanos en Marruecos, el embajador precisó que “actualmente México tiene relaciones diplomáticas con 12 de los 21 países árabes y Marruecos es la puerta de acceso a este importante grupo. Además, el impulso económico de Marruecos en África es también un aliciente geoeconómico para los inversores mexicanos para crecer en este continente.

Hoy Marruecos es el primer socio económico árabe y el segundo socio africano de México, pero hay mucho más. La producción de autopartes y la de aeronáutica en el turismo se ven como opciones claras y muy interesantes para el intercambio de la economía de nuestros dos países. Hay muchas oportunidades y hay que aprovecharlas”.

Lebbar aseguró, en clara alusión de la postura de México hacia la integridad territorial marroquí, que “este potencial de intercambio puede ser multiplicado si ciertos obstáculos se vieron superados. Los dos países son puertas de entrada de dos grandes mercados internacionales. México es la puerta de entrada para América y Marruecos es vuestra puerta de entrada a Europa, África y el mundo árabe”.

El embajador de Marruecos hizo unas semejanzas entre el pueblo marroquí y mexicano que es “tanta que parecemos parientes, y lo más importante es el papel de la familia”.

El embajador destacó que “Marruecos y América Latina comparten un patrimonio cultural e histórico arraigado en el legado de la civilización arabo-andalusí cuyas huellas imborrables aparecen en varias áreas como la lengua, la gastronomía, la arquitectura, el arte mudéjar, la música, entre otros. De hecho, Marruecos es el único país hispanohablante del mundo árabe donde hay más de 6 millones de ciudadanos marroquíes que hablan la lengua española”.

El embajador no pasó desapercibida la oportunidad para criticar ciertos prejuicios de la imagen de Marruecos en México: “En Marruecos no vas a encontrar a nadie tratando de cambiar su esposa por cabellos. Estas estampas pueden ser hasta simpáticas a veces, pero dichos comentarios acerca de mi país en una prensa me han asombrado mucho. Aún hay personas que se sientan con capacidad de opinar sobre una realidad que lamentablemente no conocen”. Para acabar con esto, informó que “el año pasado se formó un grupo de amistad México-Marruecos donde hay mujeres y hombres del mundo de la política y las artes: académicos, empresarios, periodistas, artistas, funcionarios, personas inteligentes que poco a poco van construyendo un puente entre nuestras naciones”.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.