Análisis. Rusia molesta con Rabat y Washington

Rechazó la decisión americana de reconocer la marroquinidad del Sáhara

0

 

RUE20 ESPAÑOL / RABAT

Rusia regresó en los últimos años a África en un intento de llenar el vacío dejado por los EE UU. El país presidido por Vladimir Putin aspira a aumentar su expansión militar en África. Por eso, Putin apuesta por Argelia como puerta para tener más influencia en África.

Así la vuelta de los EE UU a África con la nueva Administración ha molestado a Rusia. Pero, el reconocimiento de la marroquinidad del Sáhara por Washington ha molestado más a Rusia.

Por eso hoy jueves Rusia pidió que se mantuviera un contacto directo entre Marruecos y el Frente Polisario para la resolución definitiva de la cuestión saharaui bajo el arbitraje de la ONU.

«Consideramos que el desbloqueo del proceso de paz será posible si se reanudan las conversaciones directas entre Marruecos y el Frente Polisario con la mediación de la ONU», dijo ayer jueves la portavoz de la diplomacia rusa, María Zajárova, en una rueda de prensa.

¿Qué quiere decir esto? ¿Que solo la ONU tiene la credibilidad para mediar en el conflicto? ¿Que el reconocimiento de la primera potencia del mundo no tiene ningún valor? ¿Qué pasa si EEUU habría negado el reconocimiento del Sahara? ¿Qué diría entonces Rusia? ¿Lo condenaría? ¿Lo apoyaría?
La portavoz subrayó que la solución «definitiva y justa es posible únicamente mediante el cumplimiento de las respectivas resoluciones de la Asamblea General y el Consejo de Seguridad de la ONU».

Oponer el reconocimiento de EEUU del Sahara marroquí significa indirectamente oponer la marroquinidad del Sahara. La portavoz considera la postura de EEUU como «algo que socava el marco legal internacionalmente reconocido de la propuesta de Naciones Unidas para la solución del conflicto».

Está claro que Rusia opone todo lo que viene de la Casa Blanca, sin embargo, pedir a que Marruecos se siente para negociar con el Frente Polisario bajo el auspicio de la ONU deja mucho que desear.

«Estoy convencida que las partes implicadas están en condiciones de acordar soluciones que respondan a los intereses de la seguridad regional para sofocar cuanto antes este foco de tensión», ha asegurado.

La ONU ha demostrado su ineficacia en la resolución de este conflicto. Los enviados que manda al Sahara no han ayudado tal como tenía que ser.

Para colmo la portavoz “hizo un llamamiento a finalmente designar a un nuevo enviado especial del secretario general de la ONU para el Sáhara Occidental, puesto que lleva vacante desde hace año y medio”, informó OkDiario.
Cabe destacar que Rusia ha preferido no intervenir en la crisis entre Rabat y Madrid cuando la portavoz “eludió contestar una pregunta de Efe sobre la crisis diplomática entre Rabat y Madrid, que estalló tras la llegada a España en abril del líder independentista saharui del Frente Polisario, Brahim Gali, para recibir asistencia médica en un hospital, y que salió de regreso a Argelia a primeros de junio”, dice la misma fuente.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.