Marruecos: La crisis diplomática con España no ha terminado

Rechaza la complicidad del Parlamento Europeo con MADRID por no denunciar la tortura de niños inmigrantes

0

 

RUE20 ESPAÑOL / RABAT

Marruecos rechaza la instrumentalización del Parlamento Europeo por parte de España.

El ministro de Asuntos Exteriores, Naser Burita, al margen de la visita de la ministra de Asuntos Exteriores de Libia, Najla Mangoush, deja claro que los intentos de España de europeizar la crisis no cambian el carácter político de esta crisis con su vecino del norte.

En primer lugar, el ministro de Asuntos Exteriores considera que toda voluntad de desviar el debate de la crisis bilateral para la europeización de esta crisis es contraprudente

“Los intentos de europeizar esta crisis son en vano y en ningún caso alteran su carácter puramente bilateral, sus causas profundas y la responsabilidad probada de España en su brote”, ha precisado hoy Nasser Bourita.

Marruecos considera que la crisis es bilateral y política y es con España.

Marruecos esta satisfecho con la relación con la Unión Europea en todos los ámbitos
“Por mucho que Marruecos esté satisfecho de su relación con la Unión Europea, considera que el problema sigue siendo España, mientras no se hayan resuelto los motivos de su brote”.

En segundo lugar, el ministro considera que la resolución está desfasada con el registro de Marruecos en la lucha contra la migración.

El esfuerzo de Marruecos es conocido y reconocido “La resolución no está en sintonía con el registro ejemplar de Marruecos de cooperación migratoria con la Unión Europea.

Son las mismas personas que intentan criticar a Marruecos en este ámbito y que realmente se benefician de los resultados concretos y cotidianos de la cooperación sobre el terreno”.

En tercer lugar, el ministro considera que esta resolución está inscrita en la instrumentalización de las instituciones europeas, del parlamento en particular:
“La instrumentalización del Parlamento Europeo en esta crisis es contraproducente.

Lejos de contribuir a la solución, es parte de una lógica de escalada política miope.

Esta maniobra, que tiene como objetivo eludir el debate sobre las razones subyacentes de la crisis, no engaña a nadie”, agregó el comunicado.

Asimismo, el ministro ha subrayado el racismo que sufren los menores en España en los centros de alojamiento.

También ha recordado que el UNESCO, que se interesa por los derechos del niño, elogió la participación de Marruecos y no anunció ninguna decisión contra el Reino.

Bourita ha indicado que el Comité de los Derechos del Niño, en un informe, condenó claramente el racismo y el trato degradante a los menores no acompañados en suelo español.

Al final, el ministro ha subrayado que la crisis entre Espana y Marruecos sigue abierta.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.