Desafiar a Rabat. Reflejo de la desastrosa política exterior de Sánchez(vídeo)

Los desastres de la política exterior de España generan críticas rotundas contra el gobierno de Sánchez

0

 

RUE20 ESPAÑOL / RABAT

Jamal Bourfissi

El descenso peso de España frente al peso creciente de Marruecos a nivel regional, continental e internacional enfurece a los españoles

A lo largo de su trayectoria democrática, España no ha conocido una crisis en su política exterior, como la ha conocido desde que Sánchez asumió la presidencia del gobierno en junio de 2018.

A España le ha seguido una serie de crisis de política exterior, desde la formación de un gobierno ( segundo) de coalición con Unidas Podemos en 2020.

Sánchez rompió las reglas diplomática desde el siglo pasado tras saltar la norma a la que solían adherirse los jefes de gobierno españoles, que es realizar su primera visita al vecino sur: Marruecos.

Nadie comprende el secreto para romper esta regla, aunque Marruecos se ha mantenido fiel a su relación bilateral con su vecino del norte y se aferra a desarrollarla y preservarla.

Sánchez no se trató bien con su vecino del sur porque puede que no haya entendido la importancia y el peso de Marruecos a nivel regional e incluso internacional.

Sánchez descuidó tratar de una manera de aprecio y respeto a Marruecos, lo que causó muchos problemas a su gobierno cuyo precio lo paga el gobierno español hasta el día de hoy.

El gobierno de Sánchez provocó su peor relación con Marruecos, que alcanzó su punto culminante cuando el gobierno cometió un grave error al recibir al líder del frente separatista, Brahim Gali, en secreto y sin informar a Marruecos.

Pero la crisis con Marruecos, como se mencionó anteriormente, comenzó desde que Sánchez se hizo cargo de los asuntos de gobierno, ya que la relación bilateral entre Marruecos y España «entró en el frigorífico».

La cumbre de alto nivel entre los dos países, que estaba prevista para el pasado mes de diciembre, no se llevó a cabo.
Sánchez creó varios problemas para su gobierno debido a su mala gestión de la política exterior.

La crisis no se detiene en las fronteras de Marruecos, sino que se extiende más allá para llegar al país más poderoso del mundo, los Estados Unidos de América.

Desde su toma de posesión como nuevo presidente el pasado mes de enero, Joe Biden no se ha molestado en llamar al primer ministro español, lo que fue un duro golpe para él, aunque tuvo contactos con muchos presidentes.

Aquí empezaron a alzarse las voces contrarias a Sánchez, criticando el declive del peso de la política exterior española. El Partido Popular, la mayor fuerza política de oposición, había advertido previamente del descenso del peso de España a nivel internacional, debido a la debilidad de la política exterior española.

El jefe del Partido Popular que lidera la oposición en el parlamento español, Pablo Casado, criticó duramente la política exterior del presidente del Gobierno por su acumulación de errores, el último de los cuales fue el grave error de España al recibir al supuesto jefe del frente separatista Polisario con una identidad argelina falsificada, que provocó una crisis sin precedentes con Marruecos.

El grupo del partido popular en la Cámara de Diputados de España criticó recientemente, El declive de la política exterior española. La diputada Valentina Martínez, afirmó que la debilidad del gobierno ha hecho que España pierda peso en el mundo, y se preguntó qué está pasando en la política exterior española.

La diputada Valentina Martínez, dijo durante la sesión de control del gobierno el jueves que la política exterior española creó problemas con Marruecos por su aceptación de acoger al líder del frente separatista, Brahim Gali, secretamente y bajo una identidad falsa y sin informar a Marruecos.

La parlamentaria responsabilizó al gobierno de las consecuencias de la crisis diplomática provocada por el gobierno, incluida la suspensión de la cooperación entre Marruecos y España en diversos ámbitos, y la exclusión de España de la operación Paso del Estrecho, que le costó a España grandes pérdidas financieras.

Lo que irrita a los españoles es el descenso del peso de España frente al peso creciente de Marruecos a nivel regional, continental e internacional.

La relación de Marruecos con los Estados Unidos de América se ha reforzado, lo que se refleja en las maniobras del León Africano que se están llevando a cabo actualmente en suelo marroquí, y Marruecos goza de la confianza y el aprecio de la Unión Europea, a pesar del intento de España de implicar a la Unión Europea en la crisis que provocó con Marruecos.

Los españoles no perdonaron a Sánchez errores que contribuyeron a crear muchos problemas y a debilitar el peso de España en Europa e internacionalmente.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.