CRISIS MIGRATORIA. El Gobierno de Melilla desmiente las acusaciones dirigidas a Marruecos

afirma participación activa de los agentes marroquíes en la contención los inmigrantes

0

RUE20 ESPAÑOL / RABAT

La lucha contra la inmigración en las fronteras de las dos ciudades ocupadas Ceuta y Melilla es una responsabilidad compartida, y no solo una cuestión marroquí.

Tanto España como la Unión Europea tienen que ayudar a Marruecos para aliviar y disminuir la presión migratoria que está sufriendo.

Pero esta ayuda debe ser ofrecida en el marco del partenariado y la buena vecindad.

La cooperación no debe ser resumida solo en un aspecto determinado como es el migratorio, sino debería abarcar lo diplomático y lo político. A pesar de lo que pasó en Ceuta en los días lunes y martes pasados, y el ataque mediático y político a Marruecos, este último sigue controlando y vigilando las fronteras con Melilla.

La Delegación del Gobierno afirma que ha habido esta madrugada participación activa de las fuerzas de seguridad marroquíes en la contención y disuasión de los inmigrantes que querían entrar a Melilla, informa EFE.

Así, el mismo Gobierno desmiente las acusaciones de algunos medios de comunicación españoles sobre la posible pasividad de las autoridades marroquíes ante la nueva crisis migratoria.

Unos 600 marroquíes han tratado de entrar de manera irregular a Melilla durante la madrugada de este sábado en tres intentos de salto a la valla en diferentes puntos del perímetro fronterizo, en los que se han producido lanzamientos de piedras y objetos, asegura el diario El País.

La Delegación del Gobierno ha informado de que, durante esta noche, la quinta consecutiva de presión en la frontera entre España y Marruecos en la ciudad autónoma, no se han producido entradas irregulares en Melilla gracias a la labor de la policía.

Ayer viernes entraron 70 marroquíes a Melilla en diferentes intentos a lo largo de prácticamente todo el día, según EFE.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.