Crisis Madrid – Rabat. Las tres cartas engañosas jugadas por el gobierno español

Boussouf asegura que la recepción del líder del frente separatista polisario tiene como objetivo lograr objetivos “puramente” estratégicos..

0

RUE20 ESPAÑOL / RABAT

Abdallah Boussouf, secretario general del Consejo de la Comunidad Marroquí Residente en el Extranjero, dice que la observación de ecuaciones de pérdidas y ganancias en la aventura del gobierno de Pedro Sánchez, (recibir al líder del frente separatista Polisario con una falsa identidad) y su violación de las reglas del juego limpio contra los intereses estratégicos marroquíes, nos impulsa a descifrar los códigos del truco de las «tres cartas» practicado por el gobierno socialista en su relación con Marruecos , Y que depende de una dirección equivocada que hace que el espectador siga la tarjeta equivocada.

Boussouf asegura que la recepción del líder del frente separatista polisario Ibrahim Ghali con una identidad falsa, no fue por razones “puramente humanitarias” como dice la versión oficial en español, sino para lograr objetivos “puramente” estratégicos.
Boussouf reveló, en un artículo, que el arreglo urgente de la cuestion del Sahara marroquí no sirve los intereses estratégicos españoles.

Esto es lo que parecía claro en la reacción de Madrid ante la decisión de reconocer el Sahara marroquí por parte de los Estados Unidos de América, que cambió el equilibrio de poder y debilitó las cartas de presión que posee España.

Todo esto confirma que la recepción del líder mercenario en España fue planificada y arreglada y no una emergencia humanitaria, como se dijo.

El autor del artículo añadió que, como país colonial del norte y del Sahara marroquí, España posee parte de los archivos de la región, evidencias históricas y hechos que confirman la soberanía marroquí sobre su Sahara, lo explota para ganar más intereses en ocasiones con respecto al futuro de Ceuta y Melilla, o en el caso de fronteras marítimas, especialmente cerca de Canarias, o incluso en el “empleo” de Marruecos, como gendarme para resguardar las costas españolas de la inmigración ilegal.

Por otro lado, dice Boussouf, España da la bienvenida al líder mercenario bajo la bandera de «motivos humanitarios», ya que devuelve el ascensor a los generales argelinos que han puesto todos los barriles de gas y petróleo y la empresa gubernamental Sonataci, a disposición de la empresa española Repsol ante la nueva legislación argelina de inversión en petroquímicos , ante el declive del sector petrolero en Argelia, en términos de reservas o en términos de ingresos, especialmente a la luz de la caída de los precios y la pandemia de Corona, hechos recogidos en algunos estudios como «Papera Oxford» sobre la realidad y futuro del petróleo y el gas en Argelia.

Entonces, según el autor del artículo, se puede afirmar que el uso del papel del líder separatista “Ghali” por parte del gobierno de Sánchez es para asegurar el flujo de petróleo y gas natural argelino a España a través de gasoductos directos, y no a través de Marruecos y Empresas petroleras españolas ,y para evitar los precios del gas de Rusia y Noruega, lejos de la mentira de las razones humanitarias, que permitierón al gobierno de Sánchez, violar el principio de separación de poderes y su independencia constitucional.

Ahora que su juego ha quedado expuesto ante el mundo a la alianza secreta entre los generales de Argelia y los izquierdistas de España, es probable, continua Boussouf que el gobierno de Sánchez cree frentes imaginarios para defender sus decisiones frente a las presiones de la opinión pública española e internacional, tal como insertar las ciudades de Ceuta y Melilla como una frontera europea en lugar de española, para asegurar el apoyo de Bruselas en su presión sobre Marruecos en el tema de la inmigración ilegal.

Pero el gobierno socialista, con este comportamiento, está presentando un preciado regalo electoral al partido racista «Fox», que tomará la delantera en el escenario político al reclamar proteger la soberanía nacional española y su lucha contra la inmigración, y esto es lo que hará que Sánchez pierda muchos votantes.

En el mismo contexto, concluye el autor del artículo, esperamos que algunos periódicos españoles conocidos por su hostilidad a Marruecos aumenten la frecuencia de producción de fake news para alejar el debate de la justa causa de las víctimas del líder del Polisario y su responsabilidad por los crímenes contra la humanidad y el genocidio en los campos de detención de Tindouf, en Argelia.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.