ACAVITE pide la detención y el juicio de Ghali como autor intelectual de crímenes graves

0

RUE20 ESPAÑOL/ RABAT

El caso «  Ghali » le está saliendo muy caro a España en términos de imagen y de diplomacia. Cada día se aumenta el número de las asociaciones defensoras de derechos humano que critican la actitud de Madrid, sobre todo la pasividad de su Gobierno y su Justicia ante unas llamadas a detener e investigar al presunto líder del Polisario, Ibrahim Ghali, acusado de crimines graves como el asesinato y las violaciones.

La Asociación Canaria de Víctimas del Terrorismo (ACAVITE) se incorporó en las últimas horas a   las diversas voces que piden la detención de Ghali y su condenación. La misma fuente avisa de la posible huida de Ghali a Argelia. Además invita al gobierno español a evitar que “ocurra lo mismo que con el etarra José Ignacio de Juan Chaos, que, tras ser tratado en un hospital, logró fugarse, en este caso a Venezuela”, según La Razón.  Por eso, ACAVITE solicita que “se intervenga de inmediato, para esclarecer ante la Audiencia Nacional, y los estamentos oficiales pertinentes, los atentados perpetrados por el Frente Revolucionario Popular El Hamra y Río Oro, -que opera bajo el acrónimo de Frente Polisario-, y que se detenga con celeridad a Ghali”.

La Asociación se pregunta cómo “se le ha permitido la entrada y cura ilegal (a Ghali) en un hospital público en Logroño, estando en busca y captura, por brutales atentados terroristas de bombas con asesinatos, y heridos muy graves, contra trabajadores civiles canarios de la empresa minera de fosfatos de FossBucraá (en el antiguo Sáhara español)”. Amén de ser “el presunto autor intelectual, material, y quien ordenaba los ametrallamientos, asesinatos, secuestros masivos, heridos muy graves, y desapariciones de tripulaciones en alta mar de los marineros canarios en las décadas de 1973 y hasta finales de 1986”.

ACAVITE se dirigió al Gobierno española: ““Recordamos a la opinión pública española e internacional, la obligación moral, política y jurídica de nuestros gobernantes, y en especial, a la ministra de Exteriores y Asuntos Europeos, Arancha González-Laya, y de la ministra canaria de Sanidad, Carolina Darías tras sus declaraciones públicas, en las que defienden y refrendan por encima de todo, las presuntas razones humanitarias acerca de la entrada y cura ilegal de Brahim Ghali”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.