Sánchez contra Sánchez. España opta por Ucrania en vez de Marruecos por El Mundial de 2030

 

 

Rue20 Español/ Rabat

 

«La candidatura de España, Portugal y Ucrania cuenta con el visto bueno tanto del Gobierno como de la Jefatura del Estado; y cumplirá con todos los plazos previstos de entrega de acuerdo al cuaderno de encargos de la FIFA. Confiamos en que la familia del fútbol mundial abrace y apoye esta iniciativa», anunció la Real Federación Española de Fútbol ayer miércoles en un comunicado.

 

 

Esta decisión que cuenta con el aval de los dos gobiernos de Portugal y España expresa aparentemente la solidaridad y el apoyo ibérico con el Gobierno de Ucrania en plena guerra con Rusia.

 

 

Pero también, en el fondo, está decisión huele a política y al uso de la causa ucraniana para potenciar y dar a conocer más la candidatura ibérica.

 

 

 

Hasta el momento, el Gobierno español no explicó la verdadera causa de descartar una candidatura conjunta con Marruecos y Portugal. Tampoco lo hizo la Federación española ni su presidente.

 

 

 

El Gobierno español estaba pensando desde su llegada a la Moncloa en Marruecos para reforzar su candidatura. Sánchez sabía que con ‘el fichaje’ de Marruecos tendría garantizados los votos del continente africano, que son mucho y de peso. Además, una oportunidad para unir dos continentes vecinos por la geografía y pero alejados por la política europea que facilita la integración.

 

 

Basta con volver la vista atrás para sacar conclusiones. «Mundial 2030: Sánchez propone ir con Marruecos y Portugal.El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez ha ofrecido esa candidatura este lunes (19 noviembre 2018) en Rabat al primer ministro marroquí Saadedín Al Othmani y al rey Mohamed VI», escribió el diario español AS.

 

 

AS pertenece al grupo PRISA, muy cercano al Gobierno español. Pedro Sánchez ha propuesto esta fórmula en Rabat al ex primer ministro marroquí Saadedín Al Othmani y al rey Mohamed VI. La iniciativa ha sido acogida de manera favorable por las autoridades marroquíes, dijo AS citando a fuentes de la Moncloa.

 

 

«España quiere organizar el Mundial de 2030 y pretende hacerlo de la mano de Portugal y Marruecos. Al menos, así se lo comunicó el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez al primer ministro marroquí, Saadedín Al Othmani, y al rey Mohamed VI durante una visita a Rabat», afirmó el diario Marca, el 20 de noviembre de 2018.

 

«Fuentes del Gobierno español señalan que «han sido muy receptivos a la propuesta, que sería la primera vez que se presenta una candidatura entre dos continentes», añadió Marca.

 

 

¿Cuatro años después, qué pasó? En plena reconciliación diplomática y cooperación entre ambos Reinos, el Gobierno español optó por mirar hacia otro lado.

 

 

Hay dos explicaciones a la decisión española. Primero, el Gobierno español tiene miedo a que Marruecos atraiga las miradas del mundo del fútbol por la revolución que está llevando a nivel de fútbol e infraestructuras. España sigue pensando en Marruecos como competidor.

 

Segundo, y lo más probable, España sabe por pragmatismo o egoísmo que la causa ucraniana es una baza enorme para conquistar la solidaridad y el apoyo del Federaciones del mundo.

 

 

Ucrania gana simbólicamente porque la mayoría de los partidos se van a jugar en España y Portugal en el caso de que gane la candidatura ibérica. Madrid y Barcelona son los verdaderos ganadores del uso de la causa ucraniana.

 

 

«La Real Federación Española de Fútbol y la Federación Portuguesa de Fútbol (FPF) han incorporado a la Asociación Ucraniana de Fútbol (UAF) a la Candidatura Ibérica para organizar el Mundial de 2030. La propuesta cuenta con el apoyo incondicional de UEFA en un proyecto global y transformador del fútbol europeo en una situación excepcional», rezó el comunicado de la Federación española ayer.

 

 

«Con el máximo apoyo de UEFA, la Candidatura Ibérica incorpora a la federación que preside Andriy Pavelko con el fin de tender puentes y proyectar un mensaje de unidad, solidaridad y generosidad por parte de todo el fútbol europeo. La candidatura refuerza los vínculos con Europa generando esperanza y dotando de herramientas de reconstrucción al pueblo ucraniano, que ha expresado su orgullo y gratitud por participar en este proyecto», agregó.

 

 

Comentarios (0)
Agregar comentario