marroquíes se quejan de la serie Fath Al-Ándalus por Tariq Ibn Ziyad

Fath Al-Ándalus es un hecho histórico por excelencia, y no se puede ser falsificado ni manipulado bajo ningún concepto

 

Rue20 Español/ Fez 

 

Meryem Ghoua 

 

En cada Ramadán, buena parte de los marroquíes se quejan de la producción televisiva que emiten los canales del país. Pero este Ramadán la cosa llegó al Tribunal y al Parlamento sobre el contenido de una telenovela que, según los seguidores, falsifica la realidad hispano-marroquí en detrimento de los árabes.

 

En este sagrado mes, el canal marroquí Al Aoula estrena una telenovela llamada “Fath Al-Andalus”, que trata sobre la biografía del líder militar Táriq ibn Ziyad. Una serie producida y dirigida por el kuwaití Mohammed Al-Enezi, y la mayoría de sus escenas fueron filmadas en Líbano y Turquía. 

 

A través de esta serie, el cineasta relata «la historia» de las operaciones militares de Tariq Ibn Ziyad desde el norte de África, exactamente desde Tánger, para llegar a la Península Ibérica. 

 

Con el inicio de su emisión, la serie, de 30 episodios, desató una tormenta de polémica entre los seguidores marroquíes, por lo que consideraron errores históricos incluidos en la serie que distorsionan y desdibujan la historia de los marroquíes y su contribución a la conquista de ese país. 

 

Una de las falacias históricas que emite la serie tiene que ver con la negación del origen marroquí de Ceuta, al mostrar al entonces gobernador de la ciudad, Yulyan o don Julián, como un godo español.

 

«Yulyan Ghomari fue un mauro (bereber) marroquí de religión cristiana que gobernaba entonces Ceuta, y no un godo español tal y como aparece en la serie», explica el activista bereber Rachid Bouhaddouz a EFE quien añade que los archivos históricos españoles lo demuestran.

 

Por esta razón, el abogado de la Autoridad de Rabat, Mohamed Almou, decidió recurrir a la justicia para exigir la suspensión de la serie. 

 

Almou presentó una denuncia al Presidente del Tribunal de Primera Instancia de Rabat contra la Sociedad Nacional de Radio y Televisión de Marruecos, relativo a la serie “Fatah Al-Andalus”. 

 

«La serie, que fue presentada por sus realizadores, cuenta la historia del líder Tariq Ibn Ziyad durante su conquista de Al-Ándalus, repasando hechos que reflejan las dificultades que enfrentó en este proceso durante el período de preparación para la travesía marítima desde la era histórica entre el 96 y el 89 d. H. y el 709 hasta el 715 d.c», dijo.

 

«La mayoría de los seguidores de la serie se sorprendieron de que incluya contenidos que no se ajustan a las constantes de la historia antigua de nuestro país, ya que los acontecimientos de esta serie y los personajes que jugaron un papel fundamental en ella publican contenidos que contienen varias inexactitudes históricas que son ofensivas para las intuiciones históricas y geográficas de Marruecos», agregó. 

 

Cabe destacar que el tema también llegó al parlamento, donde el parlamentario Mahdi El-Fatimi preguntó al ministro de Juventud, Cultura y Comunicación sobre la serie, instando a que “no le dé importancia a la herencia marroquí y la verdad histórica del héroe bereber Táriq Ibn Ziyad. 

 

Asimismo, Mehdi El-Fatimi pidió al ministro de Cultura que tome las medidas necesarias con el fin de preservar y perpetuar la historia de Marruecos lejos de toda falacia, robo y falsificación de hechos históricos y gloria marroquí en Andalucía. 

 

El-Fatimi subrayó que la serie está llena de falacias históricas y lleva en muchos de sus capítulos una falsificación de toda la historia, señalando que la apertura de Al-Ándalus es un hecho histórico por excelencia, y no se puede ser falsificado ni manipulado. 

 

El-Fatimi destacó que la apertura de Al-Ándalus se llevó a cabo por el norte de Marruecos y con los ejércitos del norte de África, que están formados mayoritariamente por marroquíes bereberes, y señaló que la serie hacía del Gran Magreb (Marruecos, Argelia y Túnez) sólo una vía geográfica para los ejércitos omeyas. 

 

«La serie convirtió a los marroquíes en meros extras bajo el liderazgo de personalidades levantinas (sirias), mientras que nuestra historia registrada es todo lo contrario», dijo. 

 

Por su parte, el equipo de Progreso y Socialismo de la Cámara de Diputados envió una pregunta por escrito al ministro de Juventud y Cultura, Mohamed Bensaid, sobre este dramático hecho, y las críticas que plantea sobre “hechos históricos cambiados”. 

 

Asimismo, el partido socialista USFP criticó que la historia de la serie no fuera contada por los marroquíes, y, por su parte, pidió aclaraciones al ministro de Cultura sobre una telenovela que fue comprada con fondos públicos pero descuidaba «el patrimonio histórico» del Reino.

 

La serie, para la que se ha destinado un presupuesto de más de 3 millones de dólares, y es la primera de su tipo en el mundo árabe, está entonces, según los testimonios, llena de falacias históricas, y lleva en muchos de sus episodios una falsificación de todo lo acordado por fuentes históricas fidedignas. 

 

Cabe señalar que la serie se produjo fuera de Marruecos, y sin participación de marroquíes en la redacción y sin consultar a historiadores para comprobar los detalles.

 

marruecospolémicaserieTariq Ibn Ziyad
Comentarios (0)
Agregar comentario