España, contra los traficantes de las tortugas

0

 

 

Rue20 Español/ Rabat

 

Cuidar tortugas en España sin tener todos los documentos necesarios tiene consecuencias. La Guardia Civil española, en el marco de la operación Moratón, ha investigado a una persona como presunta responsable de poseer ilegalmente 27 tortugas en su domicilio de Valencia.

 

 

Los agentes del Servicio de Protección a la Naturaleza de la Guardia Civil localizaron a los animales tras iniciar una investigación enmarcada en el Plan de Acción Español de Lucha contra el Tráfico de Especies Silvestres, según publicó hoy la Guardia Civil española.

 

 

En el domicilio de la persona investigada se hallaron 27 tortugas, 25 de ellas moras, Testudo Graeca, y otras dos de la especie espolones africana Centrochelys Sulcata. Estos especímenes están incluidos en el Listado Nacional de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y del Catálogo Español de Especies Amenazadas.

 

Los agentes solicitaron al propietario del domicilio la documentación necesaria para la posesión de las tortugas, pero carecía de las autorizaciones. Por ello, la Guardia Civil intervino los especímenes y los trasladó al Centro de Recuperación de Fauna Salvaje de El Saler, en Valencia, para su identificación y cuidados.

 

 

Delito contra la flora y la fauna

 

La tenencia de especímenes incluidos en el CITES así como aquellos que se encuentran catalogados en el Reglamento (UE) 2017/160 de la Comisión por el que se modifica el Reglamento (CE) nº 338/97 relativo a la Protección de especies de la flora y fauna silvestres mediante el control de su comercio y sus posteriores modificaciones exige la tenencia de una serie de documentos que acreditan la legal tenencia de dichos especímenes desde su origen, con el fin del control del comercio de las mismas.

 

La tenencia de este tipo de animales, careciendo de la referida documentación, convierte en ilegal la tenencia y comercio de los mismos pudiendo incurrir en un supuesto ilícito tipificado en el vigente Código Penal.

 

 

En este caso, la Guardia Civil ha investigado a un hombre de 38 años de edad por la tenencia ilícita de estas tortugas y ha entregado las diligencias a la Sección de Medio Ambiente de la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana.

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.